Actualizado 04/01/2022 19:09 CET

Reino Unido notifica por primera vez más de 200.000 nuevos casos de COVID-19

Comprobación del pasaporte COVID antes de un partido en Liverpool
Comprobación del pasaporte COVID antes de un partido en Liverpool - Peter Byrne/PA Wire/dpa

Johnson aboga por que Inglaterra continúe con las restricciones impuestas

   MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

   El Ministerio de Sanidad británico ha notificado este martes 218.724 nuevos casos de COVID-19, un dato diario sin precedentes desde el inicio de la pandemia que, no obstante, llega lastrado también por el retraso en la notificación de los contagios durante los últimos días.

   Reino Unido ha encadenado sucesivos récords en las últimas semanas, atribuidos a la expansión de la variante ómicron del coronavirus. El Gobierno tiene registrados 13.641.520 en total, mientras que la cifra oficial de fallecidos asciende a 148.941, 48 más que el lunes.

   En este contexto, el primer ministro británico, Boris Johnson, ha abogado este martes por que Inglaterra continúe con las restricciones impuestas hasta ahora, mientras el sistema nacional de salud continúa "en pie de guerra". Las restricciones actuales conllevan el uso obligatorio de mascarilla, el teletrabajo cuando sea posible y la obligatoriedad de presentar el certificado de vacunación para acceder a ciertas instalaciones.

   Así, y enfatizando que es "improbable o altamente improbable" que se impongan nuevas limitaciones, ha reiterado que Reino Unido se encuentra en una posición diferente a la de ola de contagios previas, gracias al programa de vacunación y a que el país cuenta con un nivel de protección "sustancial" contra la enfermedad. Además, ha considerado que gracias a las restricciones previstas en el 'Plan B' Reino Unido ha tenido la oportunidad de "capear esta ola de ómicron sin cerrar el país una vez más".

   En rueda de prensa, Johnson ha vuelto a pedir a la ciudadanía que se vacune con la dosis de refuerzo, al tiempo que ha agradecido al personal que asiste en el plan de vacunación "por su extraordinario esfuerzo en Navidad". En este sentido, el 'premier' ha recordado que más del 90 por ciento de las personas ingresadas en unidades de cuidados intensivos con la enfermedad no han recibido la tercera dosis y que alrededor del 60 por ciento no ha recibido ninguna, según ha recogido la cadena Sky News.

   Por último, ha asegurado que se puede encontrar una manera de "convivir" con este virus, pero ha incidido en que las semanas venideras "constituirán un reto" y que algunos "servicios se verán interrumpidos", antes de reconocer que, actualmente, el sistema de salud británico "está bajo presión". "Pero estoy seguro de que lo superaremos", ha concluido.

   Por otro lado, el primer ministro ha celebrado en Twitter que precisamente este martes se cumple el primer aniversario del inicio de la vacunación con el fármaco de AstraZeneca, un hito del que se ha mostrado "extremadamente orgulloso".

   El ministro de Sanidad, Sajid Javid, que ha visitado un centro de vacunación, se ha expresado en la misma línea que el 'premier' y ha señalado que "no hay en estos momentos datos que sugieran variar el 'Plan B'", como se conoce a la actual batería de medidas frente a la COVID-19, según la radiotelevisión pública BBC.

Contador

Para leer más