Reino Unido teme un conflicto "por accidente" entre EEUU e Irán y pide calma

UK cabinet meeting in London
Stefan Rousseau/PA Wire/dpa
Actualizado 13/05/2019 12:13:46 CET

BRUSELAS, 13 May. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores británico, Jeremy Hunt, ha reconocido este lunes preocupación por la posibilidad de que haya un conflicto "por accidente" entre Estados Unidos e Irán y ha subrayado la necesidad de evitar que Irán se convierta en "una potencia nuclear", algo que alentaría "probablemente" a sus vecinos a querer desarrollar también el arma nuclear.

"Estamos muy preocupados por el riesgo de que ocurra un conflicto por accidente, con una escalada no intencionada por ambas partes", ha avisado el jefe de la diplomacia británica a su llegada a la reunión con sus homólogos de la UE, donde abordarán, entre otros temas, la cuestión de Irán tras su amenaza de comenzar a enriquecer de nuevo uranio si en el plazo de 60 días las potencias occidentales, Rusia y China no le protegen de las sanciones estadounidenses.

Hunt ha explicado que trasladará "estas preocupaciones" tanto a sus socios europeos como al secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, que canceló este domingo una visita a Moscú para viajar a Bruselas, aunque de momento la reunión no se ha cerrado y no hay claridad sobre su posible formato ni hora, según fuentes europeas.

"Lo que necesitamos es un periodo de calma para que todo el mundo entienda lo que está pensando la otra parte y sobre todo que garantizar que no ponemos al final a Irán en la senda de la renuclearización porque si Irán se convierte en una potencia nuclear, sus vecinos probablemente también querrán ser potencias nucleares", ha esgrimido, recordando que la región "ya es la más inestable del mundo". "Sería un enorme paso en la dirección equivocada", ha remachado.

El ministro de Exteriores galo, Jean-Yves Le Drian, ha reconocido que las amenazas de Irán de dejar de respetar algunos compromisos del acuerdo nuclear "son muy preocupantes" y ha dejado claro que su "ultimátum no es conveniente", al tiempo que subrayado la necesidad de que Europa "siga unida" para "mantener" el acuerdo nuclear y "que Irán se quede".

"Porque nosotros no hemos roto el acuerdo", ha recordado, al tiempo que ha resaltado que el refuerzo de las sanciones estadounidense a Irán "no nos conviene" y ha confiado en reunirse con Pompeo "durante el día" de hoy.

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, ha recalcado este mismo lunes que el bloque seguirá "apoyando plenamente el acuerdo nuclear iraní, su plena aplicación", algo que "se conoce muy bien en Washington y en Teherán" y ha subrayado la necesidad de "evitar cualquier escalada" en la región.

Así, ha insistido en que "el diálogo es la única forma y mejor forma de abordar las diferencias" con Irán en otros asuntos --en alusión a la proliferación balística y su implicación en los conflictos en los países vecinos--, donde mantienen "diferencias y divergencias muy serias".

Mogherini y los ministros de Francia, Alemania y Reino Unido, que se reunirán en los márgenes de la cita este lunes para abordar "cómo seguir apoyando de la mejor forma la plena aplicación" del acuerdo nuclear, ya dejaron claro la semana pasada que no aceptan "ultimátums" de Irán y han instado a Irán a seguir cumpliendo el pacto.

Teherán amenazó la semana pasada con reanudar el enriquecimiento de uranio y la construcción del reactor de agua pesada en Arak, en contra de sus compromisos con el acuerdo nuclear sellado en 2015, si en 60 días, Reino Unido, Francia, Alemania, China y Rusia no protegen a sus sectores bancario y petrolero de las sanciones que reimpuso Estados Unidos tras su salida del pacto hace un año.

APUESTA POR REBAJAR LA TENSIÓN

"No queremos que Irán se salga de este acuerdo, paso a paso, que mantenga su compromiso. También necesitamos seguir viendo el papel de Irán en la región. No estamos de acuerdo con su papel Siria, ni con su programa de misiles balísticos", ha subrayado por su parte el ministro de Exteriores alemán, Heiko Mass.

El ministro de Exteriores holandés, Stef Blok, ha dicho que "Irán no está en posición de poner ultimátums". "Ahora mismo lo importante es rebajar la tensión y encontrar una solución en la mesa de negociación", ha zanjado, insistiendo en "la gran importancia de que Irán respete el acuerdo".

La ministra de Exteriores austriaca, Karin Kneissl, ha dicho que "el acuerdo nuclear con Irán es una prioridad para la UE" y ha pedido "contención" y "no entrar en pánico" tras recordar el cierre diario del Estrecho de Ormuz durante la guerra entre Irán e Irak en los 80, al tiempo que ha confiado en que Pompeo "clarifique la posición de Estados Unidos".

Su homólogo belga, Didier Reynders, ha confiado en que los europeos puedan "encontrar un equilibrio" con Pompeo tras recordar que "las sanciones americanas evidentemente constituyen un problema real para muchas empresas" y ha insistido en que "la UE seguirá apoyando" el pacto nuclear. Eso sí, ha dejado claro que si Irán deja de cumplirlo "será muy difícil para los europeos seguir por la misma vía".

Contador