Residentes de Faryab piden ayuda al Gobierno afgano ante la falta de alimentos por el bloqueo talibán

El presidente afgano, Ashraf Ghani, en una rueda de prensa en Kabul
REUTERS / MOHAMMAD ISMAIL
Publicado 10/12/2018 17:07:30CET

MAZAR-I-SHARIF (AFGANISTÁN), 10 Dic. (Reuters/EP) -

Los residentes de la provincia de Faryab, en el norte de Afganistán, han pedido al Gobierno ayuda tras semanas si poder recibir suministros alimentarios debido a un bloqueo por parte de los talibán, según han informado los propios habitantes y las autoridades.

Faryab, en el extremo noroeste del país, ha registrado un incremento de los combates este año ya que los talibán se han enfrentado tanto a las fuerzas de seguridad como a los milicianos de Estado Islámico por el control de las valiosas rutas de tránsito en la región ahcia el vecino Turkmenistán.

Los residentes del distrito de Pashtun Kot, en el centro de la provincia, afirman que no han podido alimentar de forma adecuada a sus hijos desde hace semanas por los bloqueos a las carreteras que llevan al distrito impuestos por los talibán.

"Hasta ahora siete mujeres, un niño y un anciano, han muerto de hambre", ha contado Wali Mohammad, residente en Sar-e Howz, en Pashtun Kot. "La zona ha estado bajo asedio de los talibán desde hace meses y en los dos últimos meses han estado bloqueando las carreteras que llevan al centro de Faryab, así que no podemos recibir comida", ha precisado.

Mohamad Taher Rahmani, jefe del consejo provincial local, ha indicado que unas 1.000 familias en la zona se enfrentan a escasez ahora que llega el invierno. "Si no les llega ayuda alimentaria habrá un desastre humanitario", ha señalado.

Por su parte, el portavoz de la Policía local, Karim Yourush, ha afirmado que los talibán han atacado una presa que abastece de agua potable y agua para regadío la zona, pero se está trabajando para reabrir las carreteras.

El conflicto en Afganistán se ha intensificado en los últimos meses, incluso pese a que se están haciendo esfuerzos para entablar conversaciones de paz.

Buena parte de Afganistán sufre falta de alimentos como resultado de una de las peores sequías en años y las organizaciones humanitarias se han estado esforzando para ayudar a la población en zonas aisladas.

Javid Bidar, portavoz del gobernador provincial de Faryab, ha señalado que ya se han enviado dos camiones con alimentos y que las fuerzas de seguridad están preparando una operación para aliviar la situación en la zona.

Residentes locales ha contado que están siendo presionados por los combatientes talibán para que se trasladen a otras zonas bajo control insurgente. "Nos faltan alimentos y si el Gobierno no envía comida, la gente morirá", ha advertido Amir Mohamad. "En los últimos días, más de nuestros hijos están enfermando", ha precisado.

"Hemos aguantado hasta ahora pero los talibán nos están diciendo que nos marchemos y nos vayamos a las áreas que controlan", ha precisado.