Actualizado 11/02/2015 18:26:49 +00:00 CET

El presidente de Irán defiende un acuerdo nuclear beneficioso para todos

El presidente de Irán, Hassan Rohani
REUTERS

BEIRUT, 11 Feb. (Reuters/EP) -

El presidente de Irán, Hasán Rohaní, ha defendido este miércoles un acuerdo sobre el programa nuclear del país que sea beneficioso para todas las partes y que, según ha defendido, debería pasar por la retirada total de las sanciones.

"Lo que buscamos con estas negociaciones es llegar a un acuerdo 'win-win'", ha dicho durante el discurso que ha pronunciado hoy por las celebraciones del 36º aniversario de la Revolución Islámica que llevó a los ayatolás al poder.

Sin embargo, ha subrayado que esta postura no implica debilidad por parte de Irán. "Igual que defendimos nuestra independencia en el campo de batalla, defendemos y seguiremos defendiéndola en la mesa de las negociaciones", ha afirmado.

Rohani ha insistido en que Irán está dispuesto a ser más transparente con su programa nuclear para conseguir energía eléctrica a cambio de una retirada total "de las erróneas, ilegales e inhumanas" sanciones impuestas por la comunidad internacional.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, respaldó públicamente a Rohani el domingo, cuando aseguró que aceptaría un acuerdo en el que ninguna de las partes consiguiera todo lo que quiere, aunque también indicó que era mejor no pactar nada que un mal acuerdo.

NEGOCIACIONES 'IN EXTREMIS'

En noviembre de 2013, las partes lograron cerrar un acuerdo preliminar de seis meses de duración, por virtud del cual Teherán se comprometió a congelar parte de su programa nuclear a cambio del levantamiento de algunas sanciones.

Los siete interlocutores acordaron en julio darse cuatro meses más, hasta el 24 de noviembre, para tratar de llegar a un acuerdo definitivo sobre el programa nuclear iraní, tras admitir ambas partes que persistían "diferencias significativas".

Sin embargo, el Grupo 5+1 --Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China-- e Irán no lograron cerrar un texto definitivo para esa fecha, por lo que decidieron darse hasta el próximo 1 de julio para zanjar de una vez por todas la controversia sobre el programa nuclear iraní.

El acuerdo definitivo contemplaría que Irán pueda mantener un programa de enriquecimiento de uranio dentro de unos términos pactados y limitados. A cambio, la República Islámica debe despejar todas las dudas sobre la naturaleza exclusivamente pacífica de su programa.

Para leer más