R.Unido/EEUU.- Representantes de Londres y Washington estudian la instalación en suelo británico del sistema antimisiles

Actualizado 23/02/2007 15:27:31 CET

LONDRES, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

Representantes de los Gobiernos británico y estadounidense han celebrado reuniones de alto nivel a fin de establecer en suelo británico un sitema antibalístico de misiles que ha sido calificado como un "hijo de la Guerra de las Galaxias" de los años ochenta, según aseguró hoy el diario 'The Economist', que precisó que el primer ministro británico, Tony Blair, y el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, ya han contactado para tratar sobre este asunto.

Fuentes gubernamentales indicaron a la BBC que el objetivo de las conversacionse es "mantener abiertas las opciones de Reino Unido". Rusia ya ha advertido de que el sistema, con capacidad para localizar y destruir misiles, supondrá una nueva carrera de armamento. Las autoridades estadounidenses han contactado asimismo con las autoridades de Polonia y la República Checa para instalar parte del sistema en su suelo.

Según la BBC, en Reino Unido se han celebrado --y se siguen celebrando-- "negociaciones secretas de alto nivel" entre las dos partes entre el Consejo de Seguridad Nacional estadounidense y un alto consejero del Ministerio de Asuntos Exteriores británico, Sir Nigel Sheinwald.

Fuentes de Downing Street han indicado que las conversaciones se encuentran en un estado inicial. No obstante, el periodisa de 'Economist', David Rennie, explicó que Blair ha hecho "esfuerzos personales" para que este sistema esté instalado en el Reino Unido, porque está convencido que ello hará del país un lugar más seguro.

El sistema utiliza satélites y radares para detectar lanzamientos de misiles enemigos y guiar interceptores hacia sus objetivos. Estados Unidos considera que un sistema antimisiles reduce de forma significativa la amenaza de Estados como Corea del Norte e Irán.

El responsable de Defensa del partido conservador birtánico, Liam Fox, ha asegurado que los 'tories' no se opondrán a que parte del sistema esté radicado en el Reino Uinido, aunque dijo que esto debe ser analizado con todo lujo de detalles. "No tenemos ningún detalle del Gobierno a pesar de haberlo pedido en el Parlamento en repetidas ocasiones", se quejó Fox. "Ya va siendo hora de que el Gobierno empiece a ser honesto con la oposicion", añadió.