Actualizado 03/06/2007 05:18 CET

R.Unido/Rusia.- La viuda de Litvinenko niega que su marido trabajara para los servicios secretos británicos

LONDRES, 3 Jun. (EP/AP) -

Marina Litvinenko, la viuda del ex agente del KGB Alexander Litvinenko, que murió debido a un veneno en Londres, niega que éste trabajara para los servicios secretos británicos, tal como afirmó el jueves el presunto asesino de su marido, Andrei Lugovoi, otro ex agente del KGB.

"Intentará cualquier cosa para defenderse. Está siendo acusado por Lugovoi, su asesino", apuntó la viuda en una entrevista concedida a AP. Marina Litvinenko aseguró que su marido realizó un trabajo en nombre de la inteligencia británica, pero nunca fue empleado por ella.

Según Marina, Lugovoi no tenía ningún motivo personal para asesinarle, sino que actuó cumpliendo instrucciones del Estado ruso. "No era un enemigo de mi marido en absoluto, pero se utilizó para asesinarle polonio 210. No es fácil adquirirlo. No es sencillo robarlo. Sólo puede significar que hay un estado tras este envenenamiento", añadió.

La viuda de Litvinenko aseguró que su marido fue asesinado por su estrecha relación con el millonario Boris Berezovsky, un antiguo aliado del presidente ruso, Vladimir Putin, que se ha convertido en uno de sus más encarnizados opositores.

También apuntó que la vivienda que la familia posee en el norte de Londres está aún contaminada por el polonio, lo que impide que tanto ella como su hijo de trece años, Anatoly, regresen.

Marina Litvinenko, ex profesora de danza, dijo estar orgullosa de las denuncias de su marido, quien mantenía que el Gobierno ruso estaba detrás del asesinato de la periodista Anna Politkovskaya y de los atentados de Moscú de 1999 que posibilitaron la segunda invasión de Chechenia.

También afirmó que seguiría hablando hasta que el asesino de su marido fuera llevado ante la justicia. "No puedo vivir sin esta esperanza. Quizás nunca suceda, pero es muy importante para mi creer en que pasará", expresó.