Actualizado 08/01/2007 21:54 CET

R.Unido/Sudáfrica.- Las autoridades británicas investigan a BAE Systems por un contrato de venta de armas a Sudáfrica

JOHANESBURGO, 8 Ene. (EP/AP) -

Las autoridades británicas investigan a la compañía británica BAE Systems por un contrato de venta de armas multimillonario suscrito con el Ejecutivo de Sudáfrica, según confirmó hoy el jefe de Prensa de la Oficina de Fraudes Graves (SFO), David Jones.

En este sentido, Jones constató que la "compleja" investigación llevó desde "hace varios de años" a mantener contactos con "las autoridades de Sudáfrica", sin identificar a las personas implicadas en la investigación ni dar más detalles sobre la misma.

Por su parte, la portavoz de la Unidad Anticorrupción en Sudáfrica, la Autoridad Nacional Fiscal en el país, Lucinda Moonieya, declinó confirmar ni desmentir si las autoridades británicas solicitaron su asistencia para conducir la investigación.

Mientras, la portavoz de BAE Systems, Lisa Hillary-Tee, aseguró que la compañía "continúa cooperando por completo" con la investigación de las autoridades británicas. "Dado que esto es una investigación criminal abierta, resultaría inapropiado que comentáramos los detalles de la investigación", incidió.

La compañía británica de defensa ganó un contrato en 1999 para proveer a Sudáfrica con aviones militares, incluidos 24 Hawk, a pesar de que la operación resultó el doble de costosa para el Ejecutivo sudafricano tras rechazar la oferta propuesta por un rival italiano.

Por su parte, el presidente sudafricano, Thabo Mbeki, cesó a su vicepresidente, Jacob Zuma, en junio de 2005 después de que un antiguo asesor financiero de éste, Schabir Shaik, fuera condenado por fraude y soborno en relación con un contrato de armas.

La líder del Partido Independiente sudafricano, Patricia De Lille, artífice del dossier de pruebas que implicaban directamente a políticos pertenecientes al partido gobernante Congreso Nacional Africano en las irregularidades dentro del acuerdo de venta de armas, vio con buenos ojos la investigación.

"Todas estas acusaciones han estado vigentes desde 1999 pero el equipo de investigación conjunto que el Estado nombró eximió al Gobierno de cualquier irregularidad. Pero sabemos que pagamos el doble del precio nominal por los Hawks. Esto es una acusación seria contra el Ejecutivo sudafricano", admitió.