Rusia acepta el cambio en el texto del plan de paz introducido por Georgia

Actualizado 12/08/2008 13:06:39 CET

Rusia acepta el cambio en el texto del plan de paz introducido por Georgia

Acuerdo de alto al fuego alcanzado por Sarkozy

Foto de la Noticia
Foto: Reuters + Ampliar


   MOSCU, 13 (Reuters/EP)


   El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, dijo hoy que Rusia no tiene ninguna objección al texto del acuerdo de alto el fuego alcanzado en Tiblisi por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, que modifica parcialmente el documento acordado previamente en Moscú.


   "La aclaración del texto ha sido aceptada", señaló Lavrov, precisando que Sarkozy consultó al presidente ruso, Dimitri Medvedev, desde Tiblisi sobre los cambios.


   Los seis puntos bajo los que debe construirse el alto al fuego definitivo son: no recurrir a la fuerza; el cese de las hostilidades de manera definitiva; permitir el libre acceso a la ayuda humanitaria en la zona de conflicto; el regreso de las tropas georgianas y rusas a sus respectivas posiciones antes del inicio de los enfrentamientos; y la puesta en marcha de una discusión internacional sobre las modalidades de seguridad y estabilidad en Osetia del Sur y de Abjazia.


   La reunión de Sarkozy y Saakashvili introdujo una matización en el último de esos puntos, ya que en la versión aprobada por Moscú se hablaba de "discusión sobre el estatus futuro" de las regiones de Osetia del Sur y de Abjazia, una terminología no aceptada por Tiblisi.

    NINGUNA INTENCIÓN DE "ANEXIONARSE"

   Por otra parte, el ministro de Exteriores ruso reiteró hoy que su país respeta la soberanía territorial de Georgia y defendió los bombardeos llevados a cabo por su Ejército desde el pasado viernes como una "respuesta proporcionada a un ataque no provocado" sobre la población de Osetia del Sur. Además, mostró el compromiso de Rusia con el "cese temporal de hostilidades" propuesto por la UE ayer y que fue aceptado por ambos países.

   En un artículo publicado hoy por el diario británico 'Financial Times', Lavrov aseguró que las acusaciones de que su país tratase de hacerse con el poder en Georgia y derrocar al Gobierno del presidente, Mijail Saakashvili, "carecían de sentido". Rusia, escribió Lavrov, "no tiene intención de anexionarse u ocupar ninguna región de Georgia y ha reiterado su respeto por su soberanía".

   En el artículo, titulado '¿Por qué la respuesta de Rusia a Georgia fue correcta?', el ministro criticó que desde Georgia y desde algunos países occidentales se haya descrito el conflicto como una nueva versión de la pelea entre David y Goliat en la que "la valiente república de Georgia, con pocos millones de habitantes, fue atacada por su gigante vecino oriental". Además calificó la respuesta de las fuerzas armadas rusas a la incursión realizada por el Ejército de Georgia en Osetia del Sur como una "respuesta proporcionada y legítima".

   "Déjenme ser absolutamente claro", señaló Lavrov para justificar la intervención de su país en Osetia del Sur, "éste no es un conflicto realizado por Rusia. No es un conflicto elegido por Rusia. No hay ganadores en este conflicto".