Rusia culpa a Ucrania del incidente en el mar de Azov y convoca a su representante en Moscú

Sergei Lavrov
REUTERS / MAXIM SHEMETOV
Actualizado 26/11/2018 11:32:18 CET

MADRID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Rusia han culpado a Ucrania del incidente registrado el domingo en aguas del mar de Azov, donde la Marina rusa capturó a tres buques ucranianos, al tiempo que ha informado de que ha convocado al encargado de Negocios de Ucrania en Moscú para trasladarle su malestar por las acciones "provocadoras" ucranianas en el estrecho de Kerch.

El portavoz de la Presidencia rusa, Dimitri Peskov, ha asegurado que el incidente del domingo fue "muy peligroso" y ha señalado que el tema va a ser analizado este lunes por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. "Se trata de una provocación muy peligrosa, por lo cual requiere, desde luego, de una atención y un examen especiales", ha afirmado Peskov, en declaraciones a la prensa, según informa la agencia de noticias Sputnik.

"El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia está redactando una declaración amplia" al respecto, ha señalado Peskov. El domingo, Rusia capturó dos patrulleras artilladas y un remolcador de Ucrania con el argumento de que se habían adentrado en sus aguas territoriales en el mar de Azov, en la zona del estrecho de Kerch.

Los tres buques ucranianos permanecen anclados en el puerto de Kerch, en la península de Crimea, anexionada por Rusia en 2014 y que Ucrania sigue considerado como parte de su soberanía.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia ha anunciado que convocará al encargado de Negocios de Ucrania en Rusia para trasladarle el malestar de las autoridades rusas por las últimas "acciones provocadoras" de Ucrania en el mar de Azov.

"El Ministerio de Exteriores de Rusia llamará a consultas al encargado temporal de negocios de Ucrania en Rusia y el motivo de esta convocatoria son las acciones agresivas y provocadoras de la parte ucraniana", ha asegurado la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajarova.

La portavoz del departamento que dirige Sergei Lavrov ha dicho que el Gobierno de Rusia exige a las autoridades de Ucrania que garanticen la seguridad de la misión diplomática rusa en territorio ucraniana.

Por su parte, Lavrov ha acusado a Ucrania de violar preceptos fundamentales del derecho internacional con las acciones de sus barcos en el estrecho de Kerch el domingo.

"Fueron violados los preceptos clave del derecho internacional, no solo del marítimo sino del Derecho Internacional general, incluidos los estatutos de la ONU, la convención de derecho marítimo de 1982 y otros instrumentos jurídicos mundiales que exigen de todos los Estados el respeto de la soberanía de otros países", ha afirmado.

El jefe de la diplomacia rusa ha recalcado que la actuación de Ucrania ha supuesto una provocación directa porque los movimientos de los barcos representaron una amenaza para la navegación y para la vida de personas.

Los tres buques ucranianos apresados se dirigían de Odesa, en el mar Negro, a Mauripol, en el mar de Azov. Las autoridades rusas han insistido en que las tres embarcaciones desoyeron la orden de detenerse incurriendo en una acción peligrosa. La libre navegación en el mar de Azov se ha complicado durante los últimos meses después de que guardacostas ucranianos apresaran varios barcos rusos frente a las costas de la península de Crimea, un territorio que según Kiev se encuentra "ocupado".

Moscú definió las acciones de Kiev como "terrorismo marítimo" y contestó endureciendo los controles en la zona rusa del mar de Azov, que conecta con el Negro a través del estrecho de Kerch.

Ucrania, por su parte, considera que se trata de inspecciones injustificadas que entorpecen el tránsito de los barcos hacia los puertos ucranianos y se traducen en demoras con un coste adicional para las navieras.