Actualizado 05/02/2007 15:29 CET

Rusia/UE.- Lavrov minimiza los obstáculos para la firma de un nuevo acuerdo de cooperación con la UE

MOSCÚ, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, restó hoy importancia los obstáculos que existen para la firma de un nuevo acuerdo de cooperación entre Rusia y la UE y los calificó de "artificiales".

Estaba previsto que Rusia y la UE negociaran un nuevo acuerdo de cooperación el pasado 24 de noviembre en Helsinki, pero el veto de Polonia motivado por el embargo ruso a la carne polaca y la negativa de Moscú a firmar la Carta de la Energía impidieron que se celebrara la reunión.

"No estamos demasiado preocupados por los retrasos en este asunto; son artificiales, obviamente", afirmó Lavrov en declaraciones recogidas la agencia rusa RIA Novosti. El ministro se mostró optimista y afirmó que la implicación de expertos permitiría avanzar en las negociaciones y que esperaba que Polonia adoptaría las medidas necesarias para eliminar los problemas actuales.

El actual Acuerdo de Asociación y Cooperación entre Rusia y la UE entró en vigor el 1 de diciembre de 1997 y expirará en diciembre de 2007.

Rusia espera que se firme un nuevo acuerdo de asociación estratégica tan pronto como sea posible y que entre en vigor el pacto para la simplificación del sistema de visados y repatriación, declaró Lavrov en rueda de prensa posterior a las convesaciones mantenidas en Moscú con representantes de Alemania, Francia y Reino Unido.

El acuerdo de simplificación de visados y repatriación fue pactado durante la cumbre UE-Rusia que tuvo lugar en Sochi, en el Mar Negro, en mayo de 2006. Según el texto, Rusia aceptará la repatriación de inmigrantes ilegales que entrasen en la UE desde territorio ruso y obtendrá ventajas en los visados de estudiantes, periodistas, empresarios, científicos y deportistas.

El pasado mes de diciembre, el máximo responsable del Departamento de Relaciones Económicas Exteriores del Minsterio de Fomento y Comercio, Sergei Chernyshev, declaró el pasado mes de diciembre que cree posible la prórroga del acuerdo actual, pero que la base legal de las relaciones comerciales y económicas entre Moscú y la UE debería cambiarse con vistas al posible acceso de Rusia en la Organización Mundial del Comercio (OMC).

El nuevo acuerdo, según Chernyshev, debería centrarse en harmonizar la legislación fiscal y aduanera, entre otras, así como unificar la normativa técnica, veterinaria y fitosanitaria de ambos espacios económicos.