Salé, enterrado en Saná casi una semana después de su asesinato

Alí Abdulá Salé
REUTERS / AMMAR AWAD
Actualizado 10/12/2017 15:00:02 CET

DUBAI, 10 Dic. (Reuters/EP) -

Los huthis han enterrado el cadáver del expresidente yemení Alí Abdulá Salé en Saná en presencia de un número reducido de familiares, según han informado fuentes del Congreso General del Pueblo (GPC), su partido, este domingo.

Salé, de 75 años, fue asesinado por milicianos huthis el lunes, después de haber llamado a una "nueva página" con Arabia Saudí y de dar por rota su alianza con el grupo rebelde, a los que había apoyado frente al presidente Abdo Rabbu Mansur Hadi desde hacía casi tres años.

Una fuente del GPC, que ha pedido no ser identificada, ha informado de que los huthis han permitido a menos de 10 familiares de Salé asistir al entierro nocturno en la capital, pero no ha dado más detalles respecto al lugar preciso donde se ha producido.

El secretario general del GPC, Aref al Zuka, que fue asesinado junto a Salé, fue enterrado el sábado en su distrito natal de Al Saeed, en la provincia de Shabwa, en el sur del país, después de que los huthis entregaran su cuerpo a líderes tribales, según han informado los medios y fuentes del GPC.

Familiares habían dicho el jueves que la familia de Salé había rechazado las condiciones exigidas por los huthis para entregar el cuerpo. Algunos dijeron que querían enterrarle en el patio de una mezquita que construyó cerca del recinto presidencial en el sur de Saná.

Salé gobernó Yemen durante 33 años antes de verse obligado a dimitir en 2012 en virtud de un proceso de transición con mediación de los países del Golfo tras meses de protestas en su contra en el marco de la 'Primavera Árabe'. No obstante, permaneció en el país y siguió al frente del GPC, el mayor partido político. En 2015 unió fuerzas con los huthis, con los que se había enfrentado previamente en varias guerras, después de que tomaran Saná.