Publicado 19/06/2021 18:31CET

Sassoli responde a Orbán que "solo a quienes no les gusta la democracia piensan en desmantelar parlamentos"

Archivo - David Sassoli, presidente del Parlamento Europeo
Archivo - David Sassoli, presidente del Parlamento Europeo - EUROPEAN UNION / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, ha reprochado al primer ministro húngaro Viktor Orbán, su ataque contra la institución y ha cuestionado su confianza en la democracia.

"En respuesta a los comentarios del primer ministro húngaro Orban sobre el Parlamento Europeo: solo a quienes no les gusta la democracia piensan en desmantelar parlamentos", ha publicado Sassoli en Twitter.

Sassoli ha reaccionado con una inusitada dureza a los comatarios de Orbán, quien ha llamado este sábado a restringir las competencias del Parlamento Europeo, una institución que ha descrito como un "callejón sin salida", en el último episodio de su largo enfrentamiento con Bruselas.

Concretamente, Orbán ha recomendado que los parlamentos de los estados miembros tenga la potestad de paralizar los procesos legislativos en la Eurocámara si perciben que está violando sus competencias nacionales.

"A la hora de responder a los criterios de la democracia europea, el Parlamento Europeo ha demostrado ser un callejón sin salida", ha manifestado el primer ministro durante un discurso en Budapest con motivo de la salida de los militares soviéticos en 1991.

El Gobierno conservador de Orbán lleva años colisionando con la UE, que a su vez acusa a las autoridades de minar el estado de Derecho con políticas contra los medios independientes, las ONG y la migración.

Sin ir más lejos, a mediados de este mes Orbán anticipó el endurecimiento de las políticas migratorias de su Gobierno tras asegurar que hay "ejércitos de migrantes llamando a las puertas de Europa", por lo que ha abogado por relanzar el debate dentro de la Unión Europea.

Para Orbán, que ha defendido una política de tolerancia cero con las llegadas, la actual es "la era de las epidemias y la migración". "En opinión del Gobierno húngaro, no hay nada que pueda considerarse como una buena migración, solo hay mala migración", ha asegurado en declaraciones a la emisora Kossuth Rádió difundidas por el propio Ejecutivo.