Save The Children denuncia la ausencia de servicios básicos en Adén por la reciente escalada de tensiones

Publicado 01/09/2019 7:53:27CET
Un niño carga comida y bebida recibida de una organización benéfica local en Sanaa, Yemen. 5 junio de 2016 REUTERS/Khaled Abdullah
Un niño carga comida y bebida recibida de una organización benéfica local en Sanaa, Yemen. 5 junio de 2016 REUTERS/Khaled Abdullah - REUTERS - Archivo

MADRID, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

El director de Save the Children en Yemen, Jason Lee ha denunciado que los principales accesos para la ayuda humanitaria en Yemen, tanto por aire como por tierra, corren el riesgo de ser cortados por el aumento de las tensiones en el aeropuerto de Adén --de vital importancia para la importación y distribución de suministros básicos en todo el país-- y que está cerrado temporalmente desde el pasado 28 de agosto.

Además ha lamentado que la reciente escalada de violencia en Adén sea un "claro indicio" de que, una vez más, los intereses políticos y militares están por encima del bienestar y la seguridad del pueblo yemení.

"El personal sobre el terreno nos ha informado que la gente está aterrorizada. La situación se agravó tan rápidamente que no tuvieron la oportunidad de evacuar sus hogares o de obtener suministros como alimentos o agua limpia, y las tiendas han cerrado", ha advertido.

Además ha señalado que la población tiene miedo de lo que sucederá después. "Estas son circunstancias extremadamente aterradoras para la población y para los niños. Han sido heridos, han visto morir a sus padres, hermanos o amigos. Han tenido que abandonar sus hogares y sus escuelas han sido destruidas o cerradas", ha afirmado.

Ante esta situación, la organización Save The Children ha hecho un llamamiento a los distintos actores del conflicto en Adén para que reduzcan las tensiones en beneficio de los aproximadamente 1,1 millones de civiles que viven en esta ciudad, de los cuales alrededor del 70 por ciento ya necesitan apoyo.

Por su parte, el director de defensa de conflictos de esta organización, George Graham, ha informado de que Save the children ha ayudado a más de tres millones de niños en Yemen desde que comenzó la guerra.

El control de Adén es crucial para el Gobierno de Abdo Rabbu Mansur Hadi, que ya se vio forzado a abandonar Saná, la capital, cuando los rebeldes huthis se hicieron con el control de la misma en 2014. Sin embargo, este mismo jueves los efectivos del denominado Consejo de Transición del Sur (CTS) han tomado de nuevo la ciudad.

La coordinadora humanitaria de la ONU para Yemen, Lise Grande, ha pedido a todas las partes que "respeten sus obligaciones de acuerdo al Derecho Internacional Humanitario", en la medida en que "la situación es muy frágil" y hay familias "atrapadas en sus casas" y que no se atreven a salir en busca de comida o atención médica.

Para leer más