Scott Morrison asegura que defenderá al escritor australiano detenido en China

Publicado 29/08/2019 3:50:44CET
El primer ministro de Australia, Scott Morrison
El primer ministro de Australia, Scott Morrison - REUTERS / DAVID GRAY - Archivo

SÍDNEY, 29 Ago. (Reuters/EP) -

El primer ministro australiano, Scott Morrison, ha asegurado este jueves que Australia está preocupada por el trato del escritor australiano detenido en China por presunto espionaje y que defenderá sus derechos a pesar de que Pekín le advirtió de que no interfiera.

Yang Hengjun, un exdiplomático chino que luego se convirtió en periodista y bloguero, fue detenido formalmente la semana pasada por las autoridades chinas, siete meses después de que fuera arrestado en el país.

"Defenderemos a nuestro ciudadano y esperamos que sea tratado de forma adecuada y que se respeten sus Derechos Humanos", ha señalado Morrison, diciendo que las sugerencias de que Yang era un espía para Australia son "absolutamente falsas". "No nos disculpamos por defender a uno de nuestros ciudadanos", ha aseverado.

La detención se ha producido en medio de la creciente tensión diplomática entre Pekín y Canberra, incluidas las acusaciones de intromisión china en asuntos políticos internos que China ha negado.

Yang, cuyo nombre legal es Yang Jun, fue detenido en enero y no se le ha permitido el acceso a sus abogados o familiares, aunque los funcionarios de la Embajada de Australia se han reunido con él, según ha afirmado el Gobierno australiano.

El escritor, de 53 años, fue detenido formalmente el pasado 23 de agosto por presunto espionaje, que en China se castiga con la muerte.

Canberra ha manifestado que Yang estaba detenido en condiciones difíciles y que espera que sea tratado de acuerdo con las leyes de Derechos Humanos. Un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino dijo que Australia no debería interferir en su proceso legal.

Morrison ha subrayado que Australia seguirá planteando sus preocupaciones sobre el trato de Yang. "Quiero decir, eso no interfiere en el sistema", ha asegurado, añadiendo que respetaba que China tenía su propio sistema legal. "Pero sí esperamos que los australianos, de hecho todos los ciudadanos, tengan sus Derechos Humanos debidamente protegidos", ha aseverado.

Para leer más