25 de febrero de 2020
 
Publicado 21/01/2015 18:28:13CET

El Senado da un paso más para la aprobación de la reforma electoral promovida por Renzi

ROMA, 21 Ene. (Reuters/EP) -

El Senado de Italia ha aprobado este miércoles una enmienda a la nueva ley electoral, allanando el camino para la aprobación de una de las principales reformas del primer ministro, Matteo Renzi, en la Cámara Alta la próxima semana.

Renzi y el exprimer ministro Silvio Berlusconi, líder de la oposición de centro-derecha, acordaron el año pasado respaldar conjuntamente cambios electorales y reformas constitucionales para fomentar la estabilidad y la eficiencia en la disfuncional política italiana. Pero el pacto entre izquierda y derecha se ha topado con una creciente oposición en las filas de ambos partidos.

Con los votos tanto del Partido Democrático (PD) de Renzi como de Forza Italia de Berlusconi, la enmienda que contiene importantes elementos de la ley electoral ha sido aprobada por 175 votos a favor y 110 en contra.

Renzi ha superado la resistencia de su propio partido y el martes renovó su pacto con Berlusconi, que ha disipado las críticas en su bloque, para avanzar hacia la puesta al día del sistema electoral italiano.

"El hecho de que esto ocurriera con el voto de Forza Italia es en mi opinión muy positivo", ha resaltado Renzi en declaraciones a SkyTG24 durante el Foro Económico Mundial en Davos (Suiza).

Pero la senadora disidente de Forza Italia Cinzia Bonfrisco ha considerado que su formación "se ha suicidado". El diputado del PD y antiguo secretario general del partido Guglielmo Epifani ha calificado de "inaudito" el pacto con Berlusconi, lamentando que Renzi "trata con todo el mundo pero no con una significativa parte de su propio partido".

VOTACIÓN LA PRÓXIMA SEMANA

La votación final sobre la ley electoral en el Senado está previsto que se celebre la próxima semana. A continuación tendrá que ser aprobada por la Cámara de Diputados antes de convertirse en ley.

La reforma electoral prevé una prima al partido que gane más votos mientras que consiga más del 40 por ciento del total. Si ningún partido logra el 40 por ciento en la primera vuelta, se celebrará una segunda vuelta, enfrentando a los dos más votados entre sí. El umbral para conseguir representación parlamentaria se situará en el 3 por ciento.

El anterior sistema de voto era muy criticado por obligar a los partidos a unirse a una de las dos inestables coaliciones para ganar, dando a los pequeños partidos un gran poder dentro de las mayorías de gobierno. Esta ley provocó un punto muerto en 2013 cuando el éxito del euroescéptico Moviliento Cinco Estrellas impidió que ninguna de las coaliciones obtuviera la mayoría.

Para leer más