Los servicios de emergencia ultiman los preparativos ante la llegada de la parte más dura de la tormenta a China

Reuters
Actualizado 02/02/2008 13:20:23 CET

SHAOGUAN (CHINA), 2 Feb. (Reuters/EP) -

Los servicios de emergencia se encuentran restaurando la energía las zonas del sur de China más afectadas por las tormentas más importantes de los últimos cincuenta años, mientras las autoridades han advertido que lo peor del temporal, que ha causado la muerte de más de 60 personas, está por llegar.

Así, el Gobierno ha desplegado a más 300.000 soldados y a más de un millón de reservistas para mejorar las condiciones del tráfico y asegurar el suministro energético, según informó hoy la agencia de noticias oficial, Xinhua.

Los equipos de reparación se encuentran trabajando 24 horas al día para restaurar la corriente en la provincia de Henan, una de las más afectadas por el temporal. La ciudad de Chenzou, de 4 millones de habitantes, lleva cuatro días sin electricidad ni combustible, y las raciones de emergencia están agotándose.

"Estamos luchando para restablecer el suministro eléctrico en Chenzhou", según declaró un responsable del Ministerio de Energía, Yin Jijun. Un comunicado del Gabinete difundido ayer estimaba que "el período más difícil" de la tormenta todavía "no ha terminado" y que "la situación sigue siendo deprimente", y que el desastre, que se ha cobrado la vida de al menos 60 personas, todavía sigue su curso.