Siria denuncia dos intentos de ataque contra los convoyes que transportaban armas químicas para su destrucción

Publicado 28/02/2014 5:23:15CET

NUEVA YORK, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Siria ha denunciado ante la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPCW) dos intentos de ataque en enero contra los convoyes que transportaban armas químicas para su destrucción fuera del país, según ha informado el organismo.

La OPCW ha indicado en su informe mensual ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que los ataques tuvieron lugar el 27 de enero, sin ofrecer detalles sobre la localización de los convoyes en el momento de los mismos.

"Además, las autoridades sirias han indicado que las actividades militares actuales provocaron que dos de los lugares (en los que están almacenadas las armas) fueran inaccesibles durante la mayoría de el último mes", ha agregado.

El organismo ha sostenido que esta situación ha retrasado "la destrucción de las cantidades finales de isopropanol, evitando algunas actividades para consolidar el material químico en una cantidad de lugares reducido, evitando la verificación física del material químico antes de su traslado el 27 de enero".

Por otra parte, la OPCW ha destacado que "la eliminación del programa de armas químicas de Siria está en una fase crucial". "Pese a que se han logrado progresos en situaciones complicadas, está claro que Siria debe intensificar y acelerar sus esfuerzos de cara a la total eliminación de su programa de armas químicas", ha sostenido.

"Se han logrado progresos cuantificables en los últimos meses en la destrucción de equipamiento fundamental y de capacidades especiales en una serie de instalaciones de producción de armas, así como en el vaciado de las municiones químicas. Como resultado, las capacidades de producción, mezcla y relleno de Siria han quedado inoperativas", ha remachado.

La OPCW confirmó el miércoles que un cargamento de gas mostaza sirio ha abandonado el territorio, lo que fue descrito como "un paso importante" por la jefa de la misión que supervisa la destrucción del arsenal químico sirio, Sigrid Kaag.

Siria había accedido a destruir todo su arsenal químico en aplicación del reciente acuerdo entre Washington y Moscú y tras las amenazas militares de Estados Unidos por el ataque con gas sarín perpetrado el pasado 21 de agosto en las cercanías de Damasco, que causaron cientos de muertos.

El Gobierno estadounidense y los de otros países occidentales atribuyeron este ataque al Gobierno, pero tanto Rusia como Siria acusaron del mismo a los rebeldes.

El acuerdo obligaba a Siria a inhabilitar todas sus instalaciones de producción y elaboración de armas químicas antes del 1 de noviembre, si bien el proceso va con retraso. Asimismo, para mediados de 2014 deberá quedar destruido todo el arsenal químico del país.