La Sociedad Interamericana de Prensa condena los ataques contra medios de comunicación en Ecuador

Publicado 14/10/2019 6:38:36CET
Bandera de Ecuador.
Bandera de Ecuador. - TWITTER - Archivo

MADRID, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) ha condenado este domingo los ataques registrados contra varios medios de comunicación en el marco de las protestas que han sumido a Ecuador en una de las mayores crisis de las últimas décadas.

"Condenamos la hostilidad contra medios y periodistas y rechazamos que la prensa sea responsable de la situación político-social del Ecuador", ha manifestado la SIP en un comunicado conjunto con la Comisión de Libertad de Prensa e Información.

El texto denuncia los ataques sufridos principalmente por la cadena de televisión Teleamazonas y el diario 'El Comercio'. En él, la SIP pide al presidente, Lenín Moreno, que dé garantías constitucionales a la libertad de prensa en el país latinoamericano.

Así, han solicitado al Gobierno, que ha llegado a un acuerdo con los indígenas este domingo a última hora para poner fin a las protestas, que "se respete la libertad de prensa y se brinde la seguridad necesaria a medios y periodistas, única vía para garantizar el derecho del público a estar informado", tal y como ha informado el periódico local 'El Universo'.

El jueves pasado, tras la toma de la Casa de la Cultura por parte de organizaciones indígenas que se manifestaban en contra del Gobierno de Moreno, 31 periodistas de distintos medios fueron retenidos contra su voluntad. En ese momento, la Confederación de Nacionalidades Indígenas (CONAIE) dijo que los periodistas no estaban secuestrados, aunque acusaron a la prensa de formar parte de "una guerra mediática de ocultamiento y descontextualización".

Durante las manifestaciones, que comenzaron tras el anuncio de la eliminación del subsidio a los combustible, se registraron más de un centenar agresiones contra periodistas, camarógrafos y otros profesionales de los medios, según la SIP, que ha matizado que dichas agresiones provinieron de manifestantes, así como de miembros de las fuerzas de seguridad.

Para leer más