Somalia.- El Gobierno somalí advierte de que quien hiera a los militares etíopes o somalíes será considerado un traidor

Actualizado 09/11/2007 18:22:40 CET

MOGADISCIO, 9 Nov. (EP/AP) -

Tras conocer el balance de 50 muertos y 100 heridos en Somalia como consecuencia de los enfrentamientos entre los insurgentes y el Ejército etíope --que apoya al Gobierno de Somalia-- en sólo 24 horas, el portavoz presidencial somalí, Hussein Mohamed Mohamud, advirtió de que "cualquiera que hiera a los militares etíopes o somalíes será tratado como un traidor".

Mohamud explicó que el objetivo de los insurgentes es "representar el conflicto como una guerra entre los etíopes y el pueblo somalí", algo que negó categóricamente. "La lucha es entre los militares del Gobierno y sus amigos etíopes, por un lado, y los violentos por otro".

Los últimos combates comenzaron ayer por la tarde, cuando las tropas etíopes intentaron recuperar el cuerpo de uno de sus militares, que había muerto en un enfrentamiento en el sur de Mogadiscio. Varios testigos relataron que cientos de manifestantes --la mayoría mujeres y niños-- que coreaban frases contra Etiopía se llevaron el cadáver, arrastrándolo por la ciudad a lo largo de unos 8 kilómetros.

El soldado muerto era uno de los tres militares --dos etíopes y un somalí-- que fallecieron ayer en un fuerte enfrentamiento que comenzó cuando cientos de miembros del Ejército etíope de dos bases militares cercanas empezaron a patrullar el barrio nororiental de Hurwa.

La organización humanitaria Reporteros Sin Fronteras aseguró el pasado miércoles que los enfrentamientos se han generalizado de tal manera que los civiles que resultaron heridos por la metralla durante la noche murieron desangrados porque la propia violencia que reina en la zona les impidió llegar a un hospital.