Publicado 08/03/2021 14:32CET

Sudán acusa a Etiopía de dar apoyo logístico a un grupo rebelde en el país

Archivo - El primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok
Archivo - El primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok - MOHAMED KHIDIR / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Sudán han acusado a Etiopía de dar apoyo logístico a un grupo rebelde en el estado de Nilo Azul, en medio de las tensiones entre ambos países por sus reclamaciones territoriales en la frontera común.

Según las informaciones recogidas por la agencia estatal sudanesa de noticias, SUNA, Jartum acusa a Adís Abeba de apoyar a las fuerzas aliadas a Joseph Touka, miembro de una facción del Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán (SPLM-N), al que habrían entregado armas, municiones y equipo de combate.

Así, ha resaltado que el apoyo habría llegado a Yabous el 27 de febrero y ha añadido que Etiopía busca utilizar a las fuerzas de Touka para "ocupar" la ciudad de Kurmuk con apoyo de la artillería etíope, sin que el país vecino se haya pronunciado por ahora sobre estas acusaciones.

Touka fue nombrado en agosto de 2017 como 'número dos' de la facción del SPLM-N encabezada por Abdelaziz al Hilu, que no firmó el histórico acuerdo de paz de octubre de 2020 entre el Gobierno y una amalgama de grupos rebeldes.

Las acusaciones de Jartum han llegado cerca de una semana después de que el Ejército sudanés asegurara haber recuperado el control de zonas agrícolas en la frontera con Etiopía tras unos combates registrados en el área de Al Fashaga, escenario durante los últimos meses de un repunte de las tensiones entre ambos países.

El Gobierno de Etiopía criticó en febrero el "comportamiento provocador" de Sudán en su disputa fronteriza y advirtió de que un conflicto "sólo causará daños colaterales colosales y pondrá en peligro el bienestar" de ambos países.

Los gobiernos de ambos países empezaron en diciembre los trabajos sobre la demarcación de su frontera tras los últimos incidentes, que giran en torno a la presencia de agricultores etíopes en territorio sudanés, un hecho que fue tolerado de forma tácita por el expresidente Omar Hasán al Bashir.

Las autoridades sudanesas surgidas del acuerdo tras el golpe de Estado que derrocó en abril de 2019 a Al Bashir mantienen una postura diferente y reclaman la salida de la zona de estos agricultores, lo que ha provocado un incremento de las tensiones con las autoridades etíopes.

Para leer más