Sudán.- Los niños de Darfur corren cada vez más riesgo de ser reclutados por milicias o sufrir abusos sexuales

Actualizado 02/02/2007 20:59:11 CET

JARTUM, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los niños de Darfur, región occidental e Sudán en conflicto desde hace años, corren cada vez más riesgo d caer en manos de reclutadores para la amplia variedad de grupos armados presentes en la provincia, mientras que la violencia contra las niñas continua sin amainar pese al crecimiento de la conciencia sobre el problema, según la representante especial de la ONU para la Infancia y los Conflictos Armados, Radhika Coomaraswamy.

Tras visitar Darfur y Sur de Sudán y reunirse con altos representantes del Gobierno sudanés en Jartum, Coomaraswamy resaltó que, pese a las promesas realizadas para reducir las amenazas a los niños, se han hecho pocos progresos sobre el terreno, según recoge la agencia de noticias de la ONU, Irin.

"Hay reconocimiento en Sudán a nivel oficial de los problemas de reclutamiento de niños y violencia sexual", constató Coomaraswamy. "(Sudán) ha acordado los marcos y han accedido a compromisos. Sin embargo, estamos preocupados porque no hay suficiente implante y los resultados no se están viendo sobre el terreno", afirmó.

Cada vez más niños están siendo reclutados por las facciones rebeldes y el Ejército sudanés, constató. "Verificadores independientes han apuntado que el reclutamiento de niños está aumentando en Darfur y que todas las partes del conflicto llevan a cabo reclutamiento de niños", afirmó la enviada.

Coomaraswamy recordó que el reclutamiento de niños en Sur de Sudán está menguando tras la firma del acuerdo de paz en 2005, aunque los programas de reintegración para ex niños soldado se enfrentan a dificultades.

"Hemos encontrado que los programas de reintegración de niños soldado no están funcionando como nos gustaría", dijo Coomaraswamy. "Lo que ocurre es que los niños son desmovilizados, pero vuelven a los campos de los grupos armados porque se sienten alienados en sus comunidades", resaltó.

Además puntualizó que hay necesidad de poner fin a la violencia sexual contra niñas en Darfur. "Se reconoce el asunto a nivel nacional", puntualizó la representante de la ONU, pero "las situación no parece haber mejorado", criticó. "Los informes médicos muestran que hay altas tasas de violencia sexual", zanjó.