Actualizado 15/07/2012 00:19 CET

Sudán y Sudán del Sur se comprometen a una solución dialogada

El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, en una cumbre de la Unión Africana
STRINGER . / REUTERS

ADDIS ABEBA, 14 Jul. (Reuters/EP) -

Sudán y Sudán del Sur se han comprometido este sábado a negociar una solución dialogada a sus diferencias respecto a la demarcación de las fronteras y a los ingresos del petróleo y a rechazar cualquier uso de la fuerza militar.

El presidente de Sudán, Omar Hasán al Bashir, y su homólogo de Sudán del Sur, Salva Kiir, han adoptado este acuerdo en la cumbre de la Unión Africana (UA) celebrada en Addis Abeba, capital de Etiopía. El compromiso ha sido aclamado por los diplomáticos como un paso alentador hacia una solución política.

El Consejo de Seguridad de la ONU ha expresado su preocupación por las demoras en el proceso de negociación. Sobre ambos países se cierne la amenaza de sanciones por parte de la ONU en caso de no llegar a una solución pacífica antes del 2 de agosto.

El comisario de Paz y Seguridad de la Unión Africana (UA), Ramtane Lamamra ha declarado que Al Bashir y Kiir se han comprometido con un "nuevo espíritu de asociación estratégica" y ha añadido que esto incluye "no volver a recurrir de nuevo a la fuerza para resolver sus diferencias". Sin embargo, ambos dirigentes no han llegado siquiera a darse la mano.

El enviado especial de Noruega para Sudán y Sudán del Sur, Endre Stiansen, ha manifestado su satisfacción por la implicación activa de la UA para alentar el diálogo entre ambos países y para evitar una vuelta al conflicto. "Estamos llegando al final del plazo y por lo tanto es esencial que se mantenga la presión sobre las partes", ha declarado a Reuters.

Stiansen ha dicho que espera que las dos partes puedan resolver antes del 2 de agosto sus diferencias con respecto a los límites fronterizos, la cantidad que Sudán del Sur debe pagar por transportar el petróleo hacia el mar a través de Sudán y la división de la deuda nacional.

"No hay nada nuevo sobre la mesa. Si desean moverse, se pueden mover", ha dicho Stiansen a Reuters, y ha añadido que los donantes internacionales están dispuestos a apoyar el proceso de paz.

Algunos observadores dijeron que la presencia de los dos presidentes en la cumbre de la UA podría dar lugar a un encuentro bilateral directo entre los presidentes antes de que se cumpla el plazo.