Actualizado 16/06/2020 11:26:38 +00:00 CET

El Supremo venezolano destituye a la cúpula del partido opositor Acción Democrática

Maikel Moreno, presidente del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela
Maikel Moreno, presidente del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela - Pedro Mattey/dpa - Archivo

Ramos Allup avisa de que no acatará la sentencia del TSJ, que deja la formación en manos de un defensor de la participación en las elecciones

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela ha ordenado el cese de la actual directiva del partido opositor Acción Democrática (AD), liderado por Henry Ramos Allup, para poner al frente a un nuevo responsable que sería más afín a las tesis del Gobierno de Nicolás Maduro, en pleno debate sobre las condiciones en las que podrían celebrarse las próximas elecciones parlamentarias.

La Sala Constitucional del Supremo ha aceptado una medida de amparo contra la cúpula de AD y ha decretado el cese de sus integrantes "para llevar adelante el proceso de reestructuración necesario". Al frente de este proceso, con una "mesa directiva 'ad hoc'", estará Bernabé Gutiérrez, hasta ahora secretario nacional de organización y crítico con la línea marcada por Ramos Allup.

A los nuevos responsables les corresponde renovar todos los órganos regionales y locales, al tiempo que asumen "la tarjeta electoral, el logo, símbolos, emblemas, colores y cualquier otro concepto propio de la organización con fines políticos Acción Democrática". Este elemento sería clave de cara a futuros procesos electorales.

Ramos Allup ya ha avanzado que no reconocerá la sentencia dictada por el TSJ, un órgano controlado por el 'chavismo'. Para el dirigente opositor, el "bufete de Nicolás Maduro" quiere "robar" los símbolos de la formación para entregárselos a un "tránsfuga" sin apoyo interno "que se ha prestado para este sainete", según el diario venezolano 'El Universal'.

En su opinión, el régimen quiere darle apariencia de credibilidad a las elecciones parlamentarias previstas para este año, después de que los principales partidos de la oposición, entre ellos AD, avanzasen el domingo que no se implicarían en ninguna "farsa" tras la polémica renovación del Consejo Nacional Electoral (CNE) por parte del TSJ.

"El régimen, desprovisto de partidos políticos democráticos opositores que puedan competir en esas elecciones, ha decidido secuestrar y asaltar las tarjetas de los partidos políticos valiéndose de sus bufetes mal denominados tribunales de justicia", ha denunciado.

En la misma línea se ha expresado Antonio Ecarri, el vicepresidente nacional de AD y 'embajador' en España del autoproclamado "presidente encargado" de Venezuela, Juan Guaidó. "No tengan preocupación alguna, (...) vamos a recuperar Acción Democrática por las buenas o por las malas porque a este partido no lo destruye nadie", ha dicho, según recoge 'El Nacional'.

SOLIDARIDAD OPOSITORA

La ofensiva judicial contra AD ha suscitado una ola de solidaridad entre la oposición capitaneada por Guaidó. El propio "presidente encargado" ha recordado en Twitter que "la dictadura de Maduro no es la primera que intenta (hacer) desaparecer a AD". "Y todas han caído", ha advertido.

El Centro de Comunicación Nacional, que ejerce de oficina de prensa de Guaidó, ha declarado vía comunicado que "desconoce, rechaza y condena enérgicamente la irrita sentencia emitida por el brazo judicial de la dictadura de Nicolás Maduro, que pretende arrebatar la dirección de Acción Democrática de sus autoridades legitimas para entregarla a un grupo de usurpadores".

El gabinete de Guaidó ha denunciado que el 'chavismo' pretende vengarse así de Acción Democrática, "un partido histórico, constructor de la democracia venezolana y que llegó a ser un ejemplo para toda la región", por "permanecer firmes, no vender sus principios y quedarse del lado del pueblo venezolano que hoy continúa luchando por su libertad".

Además, a avisado de que esta maniobra del TSJ se enmarcaría en el "proyecto de criminalización de la disidencia en Venezuela para sustituirla por una 'oposición leal'". "Ante ello, debemos prepararnos para responder con la contundencia necesaria en todos los niveles: las calles de nuestro país, una mayor presión internacional y con todas las acciones que sean necesarias para conformar un gobierno de emergencia nacional que nos permita recuperar la estabilidad y democracia que anhela nuestro pueblo", ha instado.

Voluntad Popular, el partido de Guaidó y Leopoldo López; Primero Justicia, de Henrique Capriles y Julio Borges; O Un Nuevo Tiempo (UNT) han condenado la que consideran una decisión "espuria" del TSJ. "Estas acciones no se van a detener, Maduro a la fuerza pretende arrebatar las tarjetas de los partidos democráticos para construirse su propia oposición", ha coincidido Primero Justicia.

"A QUÉ LE TIENEN MIEDO"

Gutiérrez criticó el domingo la decisión de la junta de no participar en los comicios parlamentarios en el escenario actual, denunciando que "los compromisos de una sola persona, no pueden matar el derecho de miles en AD", recordando que "a través del voto" han llegado los gobiernos "que han marcado el futuro del país".

"Empeñar los intereses políticos de Acción Democrática a cambio de dádivas y favores externos, que no se materializarán en favor de la militancia, es una aberración que tiene que ser condenada. Que sea el pueblo 'adeco' quien decida si va a elecciones o no. A qué le tienen miedo carajo", declaró.

Venezuela debe celebrar este año unas elecciones parlamentarios que son clave porque, si la oposición pierde la Asamblea Nacional, Guaidó dejará de ser su titular y con ello perderá la legitimidad constitucional para mantenerse como "presidente encargado" del país.

Los principales partidos de la oposición venezolana, capitaneados por Guaidó, ya han avanzado que no se prestarán a una "farsa" electoral, anticipando así que, con las actuales condiciones, no participarán en los próximos comicios.

Para leer más