Actualizado 25/08/2021 10:42 CET

Los talibán insisten en que "la ocupación tiene que acabar" y tildan de "violación" una posible extensión

Soldados estadounidenses durante la evacuación de Kabul, la capital de Afganistán.
Soldados estadounidenses durante la evacuación de Kabul, la capital de Afganistán. - Sgt. Samuel Ruiz/U.S. Marine/Pla / DPA

MADRID, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

Uno de los portavoces de los talibán, Suhail Shahin, ha insistido este martes en que "la ocupación" de Afganistán "tiene que acabar", al tiempo que ha tachado de "clara violación" una posible extensión del plazo límite inicial del 31 de agosto, que se valorará durante la jornada en una reunión del G7.

En una entrevista concedida a la cadena china CGTN, Shahin ha señalado que cualquier retraso en la retirada de las tropas extranjeras de Afganistán significaría una "disrupción" de los "planes de reconstrucción" de Afganistán.

Así, ha advertido de que, en caso de que esta "violación" se produzca, los líderes de los insurgentes decidirán "cómo proceder y qué hacer". En este sentido, ha urgido a Estados Unidos a "participar en la reconstrucción de Afganistán porque estuvieron involucrados en su destrucción".

"Si ellos quieren, pueden participar en la reconstrucción de Afganistán y pueden cooperar con el país, con su gente, en un nuevo capítulo, en una nueva fase", ha indicado Shahin.

El portavoz de los insurgentes también ha abordado la posible imposición de sanciones contra el movimiento y ha considerado que imponerlas sería "una decisión sesgada". "Iría en contra de la ciudadanía afgana", ha avisado, antes de señalar que los afganos "han luchado durante 20 años contra la ocupación".

"Hemos entrado en una nueva fase, una fase de paz, de coexistencia pacífica, de unidad de la ciudadanía afgana", ha insistido, remarcando que el país asiático necesita "mucha cooperación y apoyo financiero" en esta época "crítica".

El primer ministro británico, Boris Johnson, abordará este martes el asunto con el presidente estadounidense, Joe Biden, en una reunión del G7 --Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, además de Reino Unido y Estados Unidos-- que convocó el domingo para tratar la crisis en Afganistán. Se espera que Washington se pronuncie durante la jornada.

Los talibán ya advirtieron el lunes de que habrá "consecuencias" si los países extranjeros no completan su retirada del país para esa fecha. Mientras, la tensión continúa aumentando en los alrededores del Aeropuerto Internacional Hamid Karzai de Kabul. El lunes, un tiroteo entre individuos armados, efectivos militares occidentales y afganos en el acceso dejó un soldado afgano muerto.

Para leer más