Los talibán toman un distrito en el oeste de Afganistán tras la retirada de las fuerzas de seguridad

Milicianos talibán
REUTERS - Archivo
Publicado 12/12/2018 18:38:52CET

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los talibán se han hecho este miércoles con el control del distrito de Shebkó, ubicado en la provincia de Fará (oeste), después de que las fuerzas de seguridad se hayan retirado sin ofrecer resistencia.

El portavoz de los talibán Qari Yusuf Ahmadi ha confirmado que el distrito ha caído en manos del grupo tras tres meses cercado, si bien la Policía ha rechazado este extremo, según ha informado la agencia afgana de noticias Pajhwok.

Sin embargo, el vicegobernador de Fará, Mosa Nazari, ha señalado que las fuerzas afganas se han retirado para evitar víctimas debido a la dificultad para mantener las rutas de suministro y recibir refuerzos.

"El plan para abandonar el distrito llevaba ahí meses y finalmente se ha decidido", ha dicho, en declaraciones concedidas a la agencia británica de noticias Reuters. Asimismo, ha señalado que las fuerzas han retirado todo el armamento y vehículos.

Fará ha sido escenario de un aumento de los combates en 2018 y Shebkó es parte de una ruta de contrabando de narcóticos desde la provincia de Helmand, la principal fuente de cultivo de amapola, hacia Irán.

La situación de seguridad en Afganistán se ha deteriorado desde que la OTAN puso fin a su misión de combate en 2014 mientras los talibán mantenían y reforzaban sus ataques para tratar de hacerse con el control del territorio e imponer una estricta versión de la ley islámica en todo el país.

En noviembre, el general Joseph Dunford, jefe de las fuerzas estadounidenses en Afganistán, aseguró que los talibán "no están perdiendo" la guerra en el país centroasiático. "Utilizamos el término estancamiento hace un año y, en términos relativos, no ha cambiado mucho", afirmó, en su intervención en un foro de seguridad.

Los insurgentes han rechazado hasta el momento participar en conversaciones directas con el Gobierno afgano y han defendido un proceso previo con las autoridades estadounidenses, a las que reclaman la retirada de tropas internacionales de cara a un acuerdo de paz.

BOMBARDEO CONTRA ESTADO ISLÁMICO

Por otra parte, el Ejército afgano ha anunciado la muerte de al menos siete presuntos integrantes del grupo yihadista Estado Islámico en un bombardeo estadounidense en la provincia de Nangarhar, situada en el este del país.

El 201º Cuerpo Silab del Ejército en el Este ha detallado que el ataque aéreo ha sido llevado a cabo en el distrito de Chaparhar contra un vehículo en el que se desplazaban los sospechosos, tal y como ha recogido la agencia afgana de noticias Jaama Press.

Las Fuerzas Armadas afganas, junto a las fuerzas de Estados Unidos, han puesto en marcha varias operaciones militares contra Estado Islámico en la provincia de Nangarhar y otras zonas del país.

El aumento de las ofensivas contra los yihadistas busca frustrar la intención de Estado Islámico, que trata de coordinar sus operaciones en Afganistán con las de sus bases en Irak y Siria y extender su influencia en el país.