Publicado 23/06/2021 13:48CET

Tanzania asegura que no dejó de recabar datos del coronavirus pese a que no los publica desde mayo de 2020

Archivo - La presidenta de Tanzania, Samia Suluhu Hassan
Archivo - La presidenta de Tanzania, Samia Suluhu Hassan - CONTACTO PHOTO - Archivo

MADRID, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Tanzania ha asegurado que no dejó de recabar datos sobre la propagación del coronavirus en el país, a pesar de que no los publica ni comparte con la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde mayo de 2020, en una controvertida decisión del expresidente John Magufuli.

El viceministro de Sanidad tanzano, Godwin Mollel, ha indicado en declaraciones concedidas a la cadena de televisión alemana Deutsche Welle que "las estadísticas siempre han estado ahí", tal y como ha recogido el diario tanzano 'The Citizen'.

"Si no hubiera estadísticas o actualizaciones sobre lo que estaba pasando, todo el mundo habría estado preocupado", ha argumentado, antes de destacar que las autoridades del país africano están en proceso de hacer públicas estas informaciones.

Las palabras de Mollel han llegado días después de que el director de Servicios Preventivos en el Ministerio de Sanidad, Leonard Subi, alertada de la posibilidad de una tercera oleada de coronavirus en el país y pidiera al sector privado y a "líderes sociales y religiosos" que actúen para concienciar a la población sobre las medidas preventivas.

La presidenta de Tanzania, Samia Suluhu Hassan, ordenó a principios de junio al Ministerio de Sanidad que lleve a cabo las gestiones necesarias para financiar y adquirir vacunas contra la COVID-19, en medio de un giro en las políticas sobre la gestión de la pandemia desde su llegada al poder tras la muerte de Magufuli en marzo.

Así, Hassan anunció a principios de abril su intención de formar un comité de expertos para "analizar profesionalmente" la pandemia y destacó entonces que el país "no puede aislarse como si fuera una isla", tras lo que empezó a aparecer en público con mascarilla.

Magufuli aseguró durante meses que el país no contaba con casos y recomendó rezar y remedios de nula eficacia. Asimismo, se pronunció a finales de enero contra la vacunación frente al coronavirus y dijo que "las vacunas son peligrosas". "Si el hombre blanco fuera capaz de crear vacunas debió haber encontrado una para el sida, para la tuberculosis, para la malaria, para el cáncer", dijo.

Para leer más