Publicado 04/06/2020 15:38:12 +02:00CET

Tensión en Malí ante la protesta convocada por el imán Dicko y otros grupos de oposición contra el presidente

El presidente de Malí, Ibrahim Boubacar Keita
El presidente de Malí, Ibrahim Boubacar Keita - GETTY IMAGES / POOL - Archivo

MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

El influyente clérigo Mahmud Dicko junto con otros grupos de oposición en Malí han convocado para este viernes una manifestación en Bamako para exigir la dimisión del presidente del país, Ibrahim Boubacar Keita, por su mala gestión del país, inmerso en la pandemia de coronavirus y en una grave inseguridad en el norte y el centro.

La convocatoria ha sido formulada por el Frente para la Salvaguardia de la Democracia (FSD), el Movimiento Mali Kura (EMK) y la Coordinadora de Movimientos, Asociaciones y Simpatizantes del imán Mahmud Dicko (CMAS), una figura destacada en la escena política del país y que en el pasado ha ejercido como mediador con los grupos yihadistas que operan en suelo maliense.

Ante la mala gestión del presidente, han llamado a los malienses a manifestarse este viernes para exigir "la dimisión de Keita y de su régimen, cuyo Gobierno ha puesto en peligro de disolución a nuestro país y nuestra nación" y han dejado claro que habrá protesta "con o sin autorización".

Dicko, expresidente del Alto Consejo Islámico de Malí, ha asegurado en un mensaje publicado en su Facebook que está preparado para su detención llegado el caso. "No es grave que lo detengan a uno", ha subrayado, sino que lo que importa es el motivo.

"Hay razones por las que si a uno lo detienen, es una humillación para él, para su familia, su plan y su patria" pero hay otras "por las que si uno es detenido es un orgullo para él, para su descendencia y para su país", ha esgrimido el imán, según informa el portal Maliweb.

La amenaza del arresto, ha asegurado, "no es algo que no desviará de nuestro camino". En cuanto a la manifestación, ha sostenido que el Gobierno ha hecho cosas "por las que uno no puede seguir callado" y que hay que denunciar.

Entretanto, el Tribunal Constitucional se ha pronunciado sobre la tensión política imperante en el país. En un comunicado emitido el lunes, lamentó que algunos partidos políticos y movimientos, "en desprecio de las disposiciones constitucionales" estén difundiendo "en las redes sociales y los medios declaraciones insurreccionales, subversivas, sediciosas llamando a la dimisión" del presidente, "la primera institución" del país.

Por su parte, el jefe del Estado Mayor del Ejército, el general Abdoulaye Coulibaly, ha pedido a los militares que "se mantengan al margen" de la manifestación y "observen una vigilancia extrema".

Malí ha visto en los últimos años multiplicarse las acciones terroristas en su territorio, principalmente a manos de las filiales de Al Qaeda y Estado Islámico en el país. La actividad yihadista se ha ido extendiendo desde el norte al centro del país y ha contribuido a aumentar la violencia intercomunitaria, enfrentando a pastores con agricultores.

Como resultado de todo ello, en el país hay 4,3 millones de personas necesitadas de ayuda humanitaria y más de 250.000 desplazados internos, unos 40.000 más de los que había a finales de 2019, según datos de la ONU.

Para leer más