4 de junio de 2020
 
Actualizado 28/11/2007 14:45:29 +00:00 CET

Todas las partes implicadas reconocen el fracaso de las negociaciones sobre Kosovo celebradas en Austria

VIENA, 28 Nov. (EP/AP) -

Todas las partes implicadas en las negociaciones sobre el futuro de Kosovo anunciaron hoy que las conversaciones entre kosovares y serbios --que se celebraron con mediación de la 'Troika' a lo largo de los tres últimos días en el Hotel Schloss Weikersdorf de Baden, cerca de Viena-- han concluido sin ningún acuerdo. Kosovares y serbios se mantuvieron firmes en sus posturas, en favor de la independencia los primeros y en defensa de una amplia autonomía dentro de Serbia los segundos, pero en todo caso se han comprometido a evitar la violencia.

Al término de la reunión, el primer ministro y el presidente de Serbia, Vojislav Kostunica y Boris Tadic respectivamente, confirmaron que las negociaciones habían concluido "desafortunadamente" sin resultados, según informó la agencia serbia de noticias Tanjug. Kostunica tiene previsto asistir a la sesión que celebrará el próximo 19 de diciembre el Consejo de Seguridad de la ONU dedicada el tema de Kosovo. "De la misma forma que comenzaron estas negociaciones deben terminar, y el lugar es el Consejo de Seguridad", afirmó.

"Lamentablemente, no ha habido acuerdo con Serbia", afirmó por su parte el presidente de Kosovo, Fatmir Sejdiu, en la rueda de prensa celebrada al término de las negociaciones. "Esperamos que en un tiempo no muy lejano podamos tomar nuestra propia decisión", prosiguió Sejdiu, quien aseguró que Kosovo "no será rehén" de quienes se oponen a la soberanía.

Por su parte, los enviados del Grupo de Contacto --la 'Troika', formada por Estados Unidos, Unión Europea y Rusia-- admitieron también el fracaso de las conversaciones, pero añadieron que ambas partes se han comprometido a impedir el uso de la fuerza.

"Ambas partes nos han dejado claro su compromiso de evitar la violencia", declaró el negociador de la UE, Wolfgang Ischinger, en la rueda de prensa conjunta de la 'Troika'. "Este compromiso por la paz debe continuar", añadió. Según Ischinger, en las negociaciones se "han analizado todas las opciones humanamente posibles".

"Lamentamos que las partes no hayan sido capaces de encontrar una solución aceptable para ambas, a pesar del duro trabajo y del esmerado análisis de todas las opciones", declaró el mediador jefe estadounidense, Frank Wisner. "La paz en la región está realmente en juego", prosiguió. "Se trata de una región convulsa, vamos a vivir momentos muy difíciles", añadió.

El 10 de diciembre de 2007 es la fecha prevista para que los representantes del Grupo de Contacto remitan su informe sobre Kosovo al secretario general de la ONU, Ban Ki Moon. Kosovo ha asegurado que declarará unilateralmente su independencia si el Consejo de Seguridad de la ONU no actúa y Serbia ha amenazado que, en tal caso, impondría un bloqueo económico y en los desplazamientos contra Kosovo. El objetivo de los dirigentes kosovares es declarar la independencia en 2008.

A lo largo de las negociaciones ambas delegaciones insistieron en sus posturas iniciales. No obstante, el presidente Boris Tadic ha asegurado --citado por Tanjug-- que Belgrado había ofrecido a Kosovo una amplia autonomía, con competencias sobre importantes áreas y el uso de símbolos propios de Estados independientes. La delegación kosovar ha insistido en la independencia como única solución posible para alcanzar la paz y la estabilidad en la región.