Un tornado provoca la muerte de cuatro personas en un campamento de 'boy scouts'

Actualizado 12/06/2008 7:11:30 CET
Actualizado 12/06/2008 7:11:30 CET

Un tornado provoca la muerte de cuatro personas en un campamento de 'boy scouts'

en Estados Unidos

   IOWA (EEUU), 12 Jun. (EUROPA PRESS) -


   Al menos cuatro personas murieron hoy y otras 20 resultaron heridas cuando un tornado azotó un campamento de 'boy scouts' en Iowa, en el centro-oeste de Estados Unidos, según informó un funcionario del Estado.

   El Comisario de Seguridad Pública de Iowa, Gene Meyer, añadió que las cuatro personas fallecieron como consecuencia de la tormenta que afectó el rancho scout en la ciudad de Little Sioux cerca del estado de Nebraska, y donde se habían desplazado más de cien niños para pasar las vacaciones estivales, informó la cadena de televisión norteamericana CNN.

   Meyer dijo que se cree que 120 personas, 93 de ellos niños con edades comprendidas entre 13 y 18 años, se encontraban en el campo Scout cuando la tormenta golpeó la localidad.

   Asimismo, el Servicio Nacional de Metereología de Estados Unidos, recibió un informe sobre la situación en Kansas, Nebraska, Iowa y Minnesota, estados que fueron afectados la noche del miércoles (madrugada del jueves en España) por más de 28 tornados.

   Miembros del hospital Burgess Memorial, situado a unas 20 millas del rancho, afirmaron que han atendido a varios pacientes heridos como consecuencia de la tormenta y que las víctimas presentaban heridas leves y graves.

   Courtney Greene, la portavoz del gobernador de Iowa, Chet Culver, dijo que miembros de la Policía estatal se desplazaron al lugar de los hechos y que un equipo de búsqueda y rescate fue enviado a la zona. Greene matizó que no sabía qué iba a hacer el equipo de emergencia, tan sólo que los agentes habían solicitado su presencia.

   Culver declaró 54 de los 99 estados de Iowa como áreas de desastre debido a las inundaciones y los tornados.

   Asimismo, el tornado provocó que varios árboles se arrancaran del suelo, en una zona en la que la suele permanecer activa la alerta por tornados.