Un tribunal de Birmania rechaza un recurso contra la condena a prisión a los dos periodistas de Reuters

 Uno De Los Periodistas Detenidos De Reuters, Wa Lone.
REUTERS / STRINGER . - Archivo
Actualizado 11/01/2019 9:08:00 CET

RANGÚN, 11 Ene. (Reuters/EP) -

Un tribunal de Birmania ha rechazado este viernes un recurso presentado contra la condena a siete años de prisión impuesta a los periodistas de la agencia de noticias Reuters Wa Lone y Kyaw Soe Oo por incumplir la Ley de Secretos Oficiales cuando trabajaban en un reportaje de investigación sobre una masacre de rohingyas.

Wa Lone, de 32 años, y Kyaw Soe Oo, de 28 años, fueron condenados en septiembre de 2019 en un polémico proceso judicial que puso en cuestión el avance de Birmania hacia la democracia y que provocó duras críticas a nivel internacional y por parte de organizaciones de defensa de los Derechos Humanos.

Los dos periodistas fueron condenados a pesar de que durante el juicio uno de los testigos presentados por la Fiscalía, un agente de Policía, aseguró que todo había sido un montaje ordenado por un general de la Policía para encarcelar a uno de los dos reporteros.

"Era un castigo apropiado", ha afirmado el juez del Tribunal Superior Aung Naing, en referencia a la pena de siete años de prisión impuesta a los dos periodistas de la agencia de noticias por un tribunal de primera instancia.

La defensa tiene ahora la opción de recurrir la sentencia ante el Tribunal Supremo, con sede en la capital de Birmania, Naipyidó. "El fallo de hoy es otra injusticia más entre las infligidas contra Wa Lone y Kyaw Soe Oo. Continúan entre rejas por una razón: los que están en el poder quieren silenciar la verdad", ha asegurado el director de Reuters, Stephen J. Adler, en un comunicado.

"Informar no es un delito y hasta que Birmania corrija este terrible error, la prensa en Birmania no es libre y el compromiso de Birmania con el estado de Derecho y la democracia sigue estando en duda", ha explicado.

En su recurso presentado en diciembre, los abogados defensores de los reporteros citaron pruebas de que la detención fue fruto de un montaje policial y subrayaron que no hay pruebas que demuestren los cargos que se les imputan. Los letrados señalaron que el anterior tribunal había juzgado el caso de forma equivocada al situar la carga de la prueba en los acusados.

La defensa también señaló que los fiscales no habían demostrado que los periodistas recabaron información secreta y que la enviaron a un enemigo de Birmania, ni tampoco que tuvieran intención de socavar la seguridad nacional.

Este viernes, el juez ha dicho que los acusados no siguieron la ética periodística y que el tribunal no puede determinar si su arresto fue una trampa tendida por la Policía. Khine Khine Soe, un asesor legal que representa al Gobierno, ha dicho en la vista de apelación que las pruebas demuestra que los dos periodistas se hicieron con documentos confidenciales y que pretendían socavar la seguridad nacional y los intereses del país.

Antes de ser detenidos, los dos reporteros de Reuters investigaban la masacre de diez civiles musulmanes rohingyas a manos de militares y civiles budistas en el estado de Rajine durante una ofensiva del Ejército que comenzó en agosto de 2017 y que provocó el éxodo de más de 700.000 rohingyas a Bangladesh.

Las Fuerzas Armadas negaron inicialmente lo sucedido pero posteriormente sancionaron a varios militares por participar en la masacre.

Los dos reporteros encarcelados y su medio, la agencia de noticias Reuters, han defendido su inocencia y han asegurado que fueron arrestados poco después de que un policía que no conocían les citara a una reunión en un restaurante y les entregara unos documentos por los que finalmente han sido procesados.

Contador