Un tribunal declara inocente al hijo de Zuma por el accidente de tráfico en el que murió una mujer

Publicado 12/07/2019 11:30:58CET
Duduzane Zuma, junto a su padre, el expresidente sudafricano Jacob Zuma, antes de comparecer ante un tribunal de Johannesburgo
Duduzane Zuma, junto a su padre, el expresidente sudafricano Jacob Zuma, antes de comparecer ante un tribunal de JohannesburgoREUTERS / SIPHIWE SIBEKO - Archivo

MADRID, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal de Johannesburgo ha declarado inocente a Duduzane Zuma, hijo del expresidente sudafricano Jacob Zuma, del cargo de homicidio culposo por un accidente de tráfico en el que estuvo implicado como conductor en 2014 y que acabó con una mujer muerta, según ha informado el canal local News 24.

El Tribunal de Magistrados de Randburg ha dictaminado que el hijo del exmandatario sudafricano es inocente y ha justificado la decisión por la falta de pruebas. Zuma fue procesado por el accidente que provocó al chocar con su coche contra un minibús taxi en febrero de 2014, en el que murió Phumzile Dube, una pasajera del transporte colectivo.

En la lectura del fallo, el magistrado Tebogo Thupaatlase ha señalado que no se han encontrado pruebas para demostrar que Zuma hubiera incurrido en conducción negligente con el resultado de provocar un accidente con una víctima mortal.

El juez ha dicho que las pruebas analizadas en el proceso han determinado que las condiciones meteorológicas eran adversas ese día, un extremo que ha confirmado un meteorólogo que ha declarado como testigo.

Thupaatlase ha señalado que no hay pruebas que demuestren la velocidad a la que debería haber circulado el vehículo de Zuma para evitar el accidente y ha recordado que tres testigos dijeron que el fenómeno del 'aquaplaning' puede ocurrir también a velocidades bajas.

A modo de conclusión, el magistrado ha dicho que la Fiscalía no ha probado sus acusaciones más allá de la duda razonable. Zuma declaró que viajaba de Fourways a Saxonwold y que ese día había poca visibilidad y una intensa lluvia. Además, señaló que circulaba a unos 120 kilómetros por hora y que pasó sobre un charco de agua, lo que provocó que su vehículo se deslizara y él no pudiera controlarlo. La Fiscalía, por su parte, argumentó que Zuma podría haber evitado que su coche, un Porsche 911, acabara haciendo 'aquaplaning'.

Contador

Para leer más