Un tribunal de Nigeria niega la liberación bajo fianza al líder de la minoría chií del país

Manifestación de miembros del Movimiento Islámico de Nigeria en Abuya
REUTERS/ / STRINGER .
Publicado 07/11/2018 17:19:26CET

MADRID, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal de Nigeria ha negado este miércoles la liberación bajo fianza al líder de la minoría chií del país, Ibrahim Zakzaky, cerca de una semana después de la muerte de más de 40 de sus seguidores por disparos del Ejército en el marco de sus manifestaciones en la capital, Abuya.

El juez Gideon Kurada ha sostenido que los acusados no han presentado pruebas sustanciales que justifiquen su liberación bajo fianza y ha aplazado los procedimientos hasta el 22 de enero de 2019, según ha informado el diario local 'Vanguard'.

El líder del Movimiento Islámico de Nigeria (IMN) está imputado por asesinato, homicidio culposo, participar en asambleas ilegales y alterar el orden público, entre otros cargos. Zakzaky fue detenido junto a su esposa en diciembre de 2015.

Cientos de seguidores de este grupo se manifestaron la semana pasada en la capital para reclamar al Gobierno la liberación de su líder. El comisario de la Policía de la capital, Bala Ciroma, elevó hasta cerca de 400 los miembros del grupo detenidos en el marco de los enfrentamientos.

La violenta represión del IMN y la detención de su líder han provocado acusaciones contra el Gobierno del presidente Muhamadu Buhari de abusos a los Derechos Humanos. El grupo defiende que Zakzaky debe ser liberado después de que un tribunal dictaminara que su detención sin cargos es ilegal.

La organización no gubernamental Amnistía Internacional tildó el lunes de "inaceptable" que el Ejército haya abierto fuego contra los manifestantes y recalcó que "los soldados nigerianos usan con frecuencia fuerza letal contra las protestas y procesiones del IMN".

"La decisión del Gobierno de Nigeria de enviar al Ejército para responder a las protestas del IMN parece ser en gran parte responsable del excesivo derramamiento de sangre", indicó en una serie de mensajes en su cuenta en la red social Twitter.

Asimismo, recordó que en 2015 soldados mataron a más de 350 miembros del grupo en Zaria, decenas de los cuales perecieron después de que militares incendiaran un edificio en el complejo residencial de Zakzaky, sin que nadie haya sido llevado ante la justicia hasta ahora.

La represión ha generado el temor de que el IMN pueda radicalizarse, siguiendo la estela de lo ocurrido con el grupo islamista suní Boko Haram, que degeneró en una violencia insurgencia en 2009 después de que la Policía matara a su líder.

Contador