El Tribunal Supremo de Brasil emite un fallo que despeja el camino para la liberación de Lula

El expresidente Lula da Silva atendiendo a unas protestas en abril de 2018
REUTERS / STRINGER . - Archivo
Actualizado 19/12/2018 22:47:07 CET

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El Tribunal Supremo de Brasil ha emitido este miércoles un fallo a favor de suspender la entrada en prisión de los condenados en segunda instancia, una decisión judicial que podría facilitar la excarcelación del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

El magistrado Marco Aurelio Mello ha tomado "la decisión preliminar de reconocer la armonía con la Constitución Federal del artículo 283 del Código de Procedimiento Penal para determinar la suspensión de la ejecución de la sentencia" que no sea definitiva.

Desde 2016 el Tribunal Supremo debate dos acciones legales contra la entrada en prisión tras la ratificación de una condena en segunda instancia. El magistrado Mello ha sido designado como el relator del caso y, aunque su dictamen es importante, está previsto que el pleno adopte una decisión definitiva el 10 de abril de 2019.

La defensa de Lula intentó que el Supremo resolviera esta duda procesal en el primer semestre de este año, antes de que se conociera el fallo en segunda instancia sobre su condena por corrupción, pero la presidenta del alto tribunal, Carmen Lucia, se negó a adelantar el debate.

"Es una decisión muy importante porque restablece lo que consta en el texto constitucional", ha valorado el abogado de Lula, Cristiano Zanin, en su primera reacción. Poco después, la defensa ha solicitado a la jueza federal Carolina Lebbos que libere al líder izquierdista de forma inmediata.

En respuesta, la fiscal general de la República, Raquel Dodge, ha anunciado que recurre la decisión de Mello. Está previsto que el presidente del Supremo, Dias Toffoli, analice los argumentos y se pronuncie este mismo miércoles, según ha informado el diario brasileño 'Folha'.

En 2017, el juez Sergio Moro, futuro ministro de Justicia del Gobierno de Jair Bolsonaro, condenó a Lula a nueve años de cárcel por corrupción pasiva y blanqueo de capitales por aceptar un tríplex de lujo como pago de la constructora OAS a sus favores políticos. La sentencia fue confirmada en segunda instancia con una pena mayor: doce años de prisión.

El propio Moro ha recalcado este miércoles que "no va a hablar" sobre la decisión de Mello, que podría afectar a 169.500 presos, según datos del Consejo Nacional de Justicia (CNJ). "Sin comentarios", se ha limitado a decir.

Por su parte, fiscales del caso 'Lava Jato' han indicado que la decisión de Mello supone un estímulo a la impunidad y, por ello, han pedido al Supremo que se pronuncie contra la misma. "Tenemos esa expectativa, esa esperanza y esa confianza en el Supremo", han recalcado.

Lula está recluido en la cárcel de Curitiba desde el pasado mes de abril, cuando se emitió el fallo en segunda instancia. La defensa esgrime que debería aguardar en libertad la sentencia definitiva de este caso, ya que todavía no han agotado todos los recursos posibles.

La presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), Gleisi Hoffmann, se ha trasladado a Curitiba junto a otros altos cargos de la formación política de Lula para "recibirlo" y ha confiado en que "la gente esté hoy de nuestro lado", animando así a los simpatizantes del PT a hacer lo mismo. Algunos seguidores del PT han llegado ya a la cárcel de Curitiba, donde han comenzado a concentrarse.