Trudeau pasa a la ofensiva en un intento por relanzar su campaña para la reelección

Publicado 03/10/2019 12:04:46CET
Justin Trudeau
Justin Trudeau - Bernd von Jutrczenka/dpa - Archivo

OTTAWA, 3 Oct. (Reuters/EP) -

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, en un intento de revivir sus opciones electorales tras el varapalo sufrido por la publicación de unas fotos embarazosas suyas, ha aprovechado su primer debate electoral televisado este miércoles para pasar a la ofensiva contra su principal rival.

Los sondeos apuntan a que los liberales de Trudeau podrían perder el poder frente a los conservadores de Andrew Scheer en las elecciones del 21 de octubre en medio del malestar generado por la publicación de una antigua foto de Trudeau con la cara pintada de negro y disfrazado de Aladino, así como otros escándalos.

Trudeau, que interrumpió de forma repetida a Scheer, pasó a la ofensiva desde el principio en el debate en francés celebrado en la provincia de Quebec. Así, sugirió que el líder conservador estaría dispuesto a reabrir el debate sobre el aborto.

"¿Cree usted, como líder de partido, como padre y marido, que las mujeres deberían tener elección?", ha preguntado el primer ministro a Scheer. En Canadá, existen pocas restricciones al aborto y los conservadores tradicionalmente se han mantenido al margen del asunto, por temor a alinear a los votantes progresistas.

"Los quebequeses pueden tener confianza en que un gobierno conservador liderado por mí no reabrirá este debate", ha replicado Scheer.

Jagmeet Singh, del partido izquierdista Nuevos Demócratas, e Yves-Francois Blanchet, del separatista Bloque Quebequés, también han criticado a Scheer en relación con este asunto. "Estamos viendo que tres de nosotros coincidimos en valores, los valores de los quebequeses, y tenemos un cuarto, un Partido Conservador, que no está alineado (...) respecto a los derechos de las mujeres", ha sostenido Trudeau.

Quebec es la segunda provincia más poblada del país y elige a 78 de los 338 escaños que componen la Cámara de los Comunes. Los liberales confiaban en sumar a los 40 escaños por Quebec que consiguieron en 2015, pero ahora se enfrentan al reto de los conservadores y del Bloque Quebequés, que apuesta por la independencia de esta provincia de 8,4 millones de habitantes.

Por su parte, Scheer, que sostiene que los canadienses están más interesados en el alto coste de vida, acusó a Trudeau de planificar una subida de impuestos. Tras acusar al primer ministro de albergar una agenda secreta para despenalizar todas las drogas, el líder liberal replicó: "De nuevo, vemos la política de miedo que está promoviendo".

Contador

Para leer más