Trump acusa a Macron de "mandar señales contradictorias" a Irán

Publicado 08/08/2019 20:43:13CET
Emmanuel Macron y Donald Trump
Emmanuel Macron y Donald TrumpREUTERS / KEVIN LAMARQUE - Archivo

MADRID, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha acusado este jueves a su homólogo francés, Emmanuel Macron, de "mandar señales contradictorias" a Irán y ha recalcado que "nadie habla" por Washington.

"Irán está en graves problemas financieros. Quieren hablar desesperadamente con Estados Unidos, pero reciben señales contradictorias de todos los que pretenden representarnos, incluido el presidente Macron de Francia", ha dicho.

"Sé que Emmanuel tiene buena intención, como todos los demás, pero nadie habla por Estados Unidos salvo Estados Unidos. Nadie está autorizado, de ninguna manera o forma, a representarnos", ha manifestado a través de su cuenta en la red social Twitter.

Trump no ha especificado a qué se refiere con sus críticas a Macron, si bien sus palabras llegan después de que surgieran informaciones sobre una invitación de Macron al presidente iraní, Hasán Rohani, a la cumbre del G7 de este mes para reunirse con el mandatario estadounidense.

Un diplomático francés citado por la agencia de noticias Reuters ha negado este jueves la veracidad de estas informaciones, sin que las autoridades iraníes se hayan pronunciado al respecto.

Las tensiones entre Estados Unidos e Irán y dentro de la región de Oriente Próximo han aumentado en los últimos meses a causa de la salida de Washington del acuerdo nuclear firmado en 2015.

El Gobierno de Irán ha anunciado que se desvinculará progresivamente del acuerdo y anunciará nuevas medidas cada 60 días si Europa no toma "nuevas iniciativas" para garantizar la plena reincorporación de la República Islámica a los mercados internacionales.

Así, el 8 de julio dijo que ha empezado a enriquecer uranio por encima del 3,67 por ciento fijado por el acuerdo nuclear firmado y resaltó que llegar al 20 por ciento es una opción. Sin embargo, es un porcentaje que dista mucho del 90 por ciento exigido para fabricar armas nucleares.

Teherán subraya que estas medidas no suponen un incumplimiento del acuerdo, ya que lo consideran legítimo desde el momento en el que una de las partes --en este caso Estados Unidos-- se retiró unilateralmente hace más de un año.

Los demás firmantes --Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China-- han intentado mitigar el efecto de la retirada estadounidense, pero Irán lo considera insuficiente y ha exigido más medidas de compensación.