Trump afirma que quiere una aplicación gradual de las sanciones al sector petrolero de Irán

Donald Trump
REUTERS / JONATHAN ERNST - Archivo
Publicado 05/11/2018 20:59:24CET

BASE CONJUNTA ANDREWS (ESTADOS UNIDOS) 5 (Reuters/EP)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha afirmado este lunes que quiere imponer sanciones al sector petrolero de Irán de manera gradual, antes de citar las preocupaciones sobre su impacto en los mercados energéticos y la posibilidad de un repunte de los precios mundiales.

"Con el petróleo, es muy interesante. Tenemos las sanciones más severas que se han impuesto, pero en cuanto al crudo queremos ir un poco más lento porque no quiero impulsar los precios del petróleo en el mundo", ha manifestado.

"Esto no tiene nada que ver con Irán (...) Podría llevar al petróleo de Irán a cero inmediatamente, pero causaría un impacto en el mercado. No quiero elevar los precios del crudo", ha agregado.

Así, ha resaltado que "los precios del crudo están bajando considerablemente, a pesar del hecho de que ya se ha agotado la mitad de su capacidad".

El Gobierno de Estados Unidos ha vuelto a imponer este lunes sus sanciones contra la exportación de petróleo y el sector financiero de Irán, en un intento por aumentar la presión económica contra Teherán para que limite su programa nuclear y de misiles y así poder minar su creciente influencia militar y política en Oriente Próximo.

La medida implicará la restauración de las sanciones estadounidenses que fueron levantadas como parte del acuerdo nuclear negociado por la Administración del expresidente Barack Obama. También suponen un total de 300 designaciones nuevas contra el sector petrolero, comercial y baquero de Irán.

Trump anunció en mayo que su Administración iba a retirarse del acuerdo nuclear con Irán, que calificó de ser el "peor" tratado jamás firmado por Estados Unidos. El resto de países firmantes, incluidos Reino Unido, Francia, Alemania, China y Rusia, han asegurado que no van a retirarse.

Por su parte, el presidente iraní, Hasán Rohani, ha asegurado este mismo lunes en un discurso televisado que Teherán continuará vendiendo su petróleo y no cumplirá con las sanciones impuestas por Washington.

IRÁN DICE QUE SON "CONTRAPRODUCENTES"

Asimismo, el ministro de Exteriores iraní, Mohamed Yavad Zarif, ha manifestado a través de su cuenta en la red social Twitter que las sanciones estadounidenses están "resultando contraproducentes" para Washington, debido a que el país norteamericano está quedando más aislado.

"Hoy, Estados Unidos ha desafiado a un alto tribunal de la ONU y al Consejo de Seguridad reimponiendo sus sanciones contra Irán, que afectan a las personas de a pie. Pero el abuso de Estados Unidos está siendo contraproducente (...) Estados Unidos, y no Irán, está aislado".

Asimismo, ha recalcado que entre las entidades sancionadas figuran "un banco que fue cerrado hace seis años y un barco que se hundió el año pasado en una saga ampliamente televisada".

El secretario de Estado del país norteamericano, Mike Pompeo, ha especificado que los países que podrán importar libremente petróleo procedente de Irán serán China, India, Taiwán, Turquía, Japón, Corea del Sur, Grecia e Italia.

Tras el anuncio del Ejecutivo de Trump, el mercado del crudo ha respondido con alzas. Así, el precio del barril de Brent, de referencia para Europa, ha repuntado un 1,08%, hasta los 73,7 dólares por barril. De su lado, el precio del barril West Texas Intermediate, de referencia para Estados Unidos, ha registrado alzas del 0,8%, hasta los 63,6 dólares.