Actualizado 03/07/2015 19:25

Tsipras reclama a los griegos que digan "no" a los "chantajes" y a la "política del miedo"

Alexis Tsipras en un mensaje en televisión
Foto: POOL NEW / REUTERS

Destaca que el FMI reclama una quita del 30% y un periodo de gracia de 20 años para lograr una deuda sostenible

ATENAS, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha reclamado este viernes a los griegos que digan "no" a "la campaña del miedo", los "chantajes" y los ultimátums" lanzados a Grecia, al tiempo que ha subrayado que el referéndum del domingo no determinará el futuro del país en la zona euro.

"Les emplazo a decir no a los ultimátum, los chantajes y a la campaña del miedo", ha apelado el jefe del Gobierno griego, en un discurso televisado en el última día de campaña del referéndum de este domingo, según informa el diario 'Kathimerini'. "El referéndum del domingo no determinará la continuidad de Grecia en la Unión Europea", ha subrayado.

Tsipras ha hecho hincapié en que, independientemente del resultado de la consulta, "nada dividirá" a los ciudadanos griegos el próximo lunes, cuando ya se hayan conocido los resultados en las urnas.

Además, ha afirmado que el último informe del Fondo Monetario Internacional demuestra que la deuda de Grecia es insostenible y justifica la decisión del Ejecutivo de rechazar el paquete de ayuda ofrecida por los acreedores internacionales.

"Ayer hubo un hecho de mucha importancia política", ha señalado. "El FMI publicó un informe sobre la economía de Grecia que representa una gran justificación para el Gobierno griego porque confirma lo obvio, que la deuda de Grecia no es sostenible", ha explicado.

En este sentido, agrega que, según argumenta la institución dirigida por Christine Lagarde, para lograr que la deuda de Grecia sea sostenible es necesaria una quita del 30% y un periodo de gracias de 20 años.

El primer ministro griego ha animado a los ciudadanos a votar 'no' en el referéndum por considerar que supone negarse a una solución que no es viable y que no conlleva decir "no" a Europa. En su opinión, el 'no' supone pedir una solución realista a la crisis de deuda griega. "O ceden a los ultimátums o eligen la democracia", ha asegurado, según publica el diario 'Proto Thema'.

Más información