Actualizado 27/10/2007 20:34 CET

Turquía.- El Gobierno turco espera que Irak "obtenga resultados rápidos" en la lucha contra los rebeldes kurdos

ANKARA, 27 Oct. (EP/AP) -

El ministro de Exteriores turco, Alí Babacan, afirmó hoy que el Gobierno turco desea presionar a Bagdad con el objetivo de obtener "resultados rápidos" en la lucha contra los rebeldes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán.

"Estamos esperando que el Gobierno iraquí emprenda medidas que podrían aflorar en resultados muy, muy rápidamente", afirmó antes de emprender un viaje a Teherán para ganar apoyos para la causa turca en el enfrentamiento con los rebeldes.

El ministro lamentó además que las medidas ofrecidas por la delegación iraquí desplazada a Ankara ayer viernes resultaran "lejos de ser satisfactorias".

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, afirmó hoy que el Ejército turco emprenderá medidas de fuerza contra los rebeldes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán "cuando sea necesario" y sin solicitar la aprobación de la comunidad internacional.

"Cuando sea necesario llevar a cabo alguna operación militar, simplemente la haremos. No necesitamos pedir permiso a nadie para llevarla a cabo", sentenció el primer ministro durante una visita a la ciudad de Izmit, en el oeste de Turquía.

"Algunos países puede que tengan otros deseos, pero nosotros somos capaces de tomar nuestras propias decisiones", afirmó el primer ministro, después de criticar a los países de la UE por no extraditar a rebeldes kurdos, acusándoles de no apoyar a Turquía en su lucha contra los separatistas. Ankara asegura que los kurdos utilizan Europa occidental como refugio y lugar para recaudar fondos.

El primer ministro se negó a precisar una fecha para la hipotética intervención militar, pero volvió a asegurar que las intenciones de Turquía, una vez empezado el conflicto, son serias. "No puedo decir cuándo o cómo lo haremos, simplemente lo haremos", concluyó Erdogan.

Mientras, los rebeldes kurdos indicaron hoy que están considerando la petición de un parlamentario que solicitó la liberación de ocho militares turcos que fueron tomados por los guerrilleros kurdos el pasado 21 de octubre, un incidente que ha provocado el incremento de la tensión en la frontera turco-iraquí.

Un portavoz del PKK, Abdul-Rahman al Chaderchi, aseguró desde la ciudad iraquí de Sulaimaniyah en declaraciones a AP que el grupo trabaja para dar una respuesta a la petición. "Estamos tratando la demanda y en un breve periodo de tiempo concluiremos el asunto de los cautivos", afirmó.