28 de febrero de 2020
 
Actualizado 31/08/2015 19:19:02 CET

Tusk pide frenar el tráfico de inmigrantes, que califica de “asesinato en masa"

Daniel Tusk
REUTERS

BRUSELAS, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha defendido este lunes que "lo más urgente" es impedir el tráfico de inmigrantes, que constituye "un asesinato en masa", al tiempo que "a corto plazo" se necesita "concentrar" los esfuerzos en "contener los flujos de inmigrantes" de forma "humana".

"Hoy este quizá sea el desafío más urgente. Como hemos visto tanto en Austria como en el Mediterráneo, el tráfico humano y el tráfico de inmigrantes no son sólo un negocio sucio, sino que de hecho es un asesinato en masa. Y los traficantes de inmigrantes son potenciales asesinos en masa. Tenemos que hacer todo para impedirlo", ha dicho Tusk desde Eslovenia tras reunirse con el primer ministro del país, Miro Cerar.

"A corto plazo, necesitamos concentrar nuestros esfuerzos en contener el flujo de inmigrantes. Obviamente de forma humana, respetando todas las obligaciones legales", ha apostillado.

Tusk ha dejado claro que la crisis migratoria "sin precedentes" es "un problema muy complejo" que "requiere una serie de acciones complejas". "No hay una solución rápida", ha avisado.

El exprimer ministro polaco ha recordado que la Presidencia de la UE luxemburguesa ha convocado este domingo "una reunión de emergencia" de los ministros del Interior y Justicia de la UE el próximo 14 de septiembre en Bruselas para "evaluar la situación sobre el terreno y discutir los próximos pasos para reforzar la respuesta europea".

"Esta incluirá Frontex, la agencia de fronteras de la UE, la Oficina Europea de Apoyo al Asilo y más trabajo en la política de retorno, la cooperación internacional, así como la investigación y medidas para impedir el tráfico de inmigrantes", ha explicado.

Tusk ha dejado claro que el desafío migratorio es "la cuestión más importante para Europa hoy" y seguirá siendo "clave" en "los próximos años" y "la Unión Europea no puede y no debe ser culpada por la crisis de la inmigración".

"Necesitamos hacer más a nivel europeo para resolverla. Y tenemos que aliviar el sufrimiento humano insoportable y las tragedias que se han convertido en diarias casi en Europa ahora", ha remachado, insistiendo en que "la Unión Europea tiene que ayudar a dar soluciones".

"Y es exactamente lo que estamos intentando hacer", ha recalcado, recordando que los líderes europeos acordaron en junio una nueva política de reubicación, reasentamiento y retorno "que está siendo implementada ahora" y volverán a reunirse "en octubre".

También ha recordado que los líderes de la UE y África se reunirán en Malta en noviembre para "intentar buscar soluciones prácticas a este problema compartido" y se celebrará igualmente otra conferencia de alto nivel para discutir la inmigración a través de la ruta de los Balcanes, que también ha agudizado la crisis migratoria este verano.

Para leer más