26 de febrero de 2020
 
Actualizado 28/11/2007 23:02:26 CET

UE.- España exigirá mañana que su industria tenga una mayor participación en Galileo

Los Veintisiete tratarán de aprobar el plan industrial del sistema de radionavegación por satélite

BRUSELAS, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

España exigirá mañana durante la reunión del Consejo de Transportes de la UE que su industria tenga una mayor participación en la puesta en marcha del sistema comunitario de radionavegación por satélite Galileo, especialmente en la fase de operaciones y prestación de servicios. La petición española choca con las pretensiones de Alemania e Italia y podría bloquear la aprobación del plan industrial de Galileo, según confirmaron fuentes diplomáticas.

Los ministros de Transportes de los Veintisiete tratarán de desbloquear la situación y dar luz verde a este plan industrial, lo que permitiría relanzar de nuevo Galileo. No está prevista la asistencia de la reunión de la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, sino que la delegación española estará representada por el secretario general de Transporte, Fernando Palao.

Sobre la mesa de los ministros está la propuesta de la Comisión de trocear Galileo en seis partes con el objetivo de garantizar que toda la industria comunitaria se beneficie de contratos. Bruselas quiere además que una misma empresa sólo pueda adjudicarse como máximo dos segmentos del proyecto y que cada contratista que gane una licitación esté obligado a subcontratar el 40% del trabajo que le corresponde a otras compañías que hayan quedado descartadas.

La mayoría de las delegaciones está de acuerdo con este plan, pero España considera que no garantiza una participación suficiente de la industria nacional en Galileo. Las empresas españolas no pueden asumir ningún papel en las lanzaderas de los satélites porque no están presentes en el sector, y tendrán una participación escasa en la construcción de los satélites, por lo que el Gobierno aspira a que al menos puedan acceder a la prestación de servicios.

La delegación española ya expresó su malestar por el reparto de las licitaciones absteniéndose el pasado viernes en la votación sobre el acuerdo para financiar Galileo con fondos comunitarios y no aceptará dar su visto bueno al plan industrial, que requiere en esta fase la unanimidad de los Veintisiete, si no se reconocen sus aspiraciones, según las fuentes consultadas.

El acuerdo del viernes sobre la financiación, que contó también con el voto en contra de Alemania, establece que la mayor parte de los 2.400 millones de euros necesarios para pagar la construcción y lanzamiento de los 30 satélites de que constará Galileo se obtendrá de las ayudas agrícolas que no se han utilizado en 2007 (1.600 millones) por el alto nivel de los precios de los alimentos. El resto del dinero saldrá de los fondos destinados a innovación.