Actualizado 13/03/2007 20:58 CET

UE.- El PE reclama una liberalización "controlada" de derechos musicales que proteja la diversidad cultural de la UE

ESTRASBURGO, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Parlamento Europeo reclamó hoy que la recomendación que prepara la Comisión Europea sobre la gestión colectiva transfronteriza de los derechos de autor sea "obligatoria" y que sustituya la total liberalización por una que se produzca de manera "controlada", particularmente para proteger la diversidad cultural de la UE y a los artistas menos productivos que de otra forma podrían verse perjudicados.

La Eurocámara aprobó un informe en el que critica el procedimiento que sigue la Comisión Europea con respecto a los derechos de autor, tanto en el fondo como en la forma. Por el contrario, propone modificaciones que "sellarían la protección de la diversidad cultural europea, de los pequeños artistas y de los repertorios locales".

Actualmente los derechos de autor de músicos y otros artistas controlados por compañías gestoras a nivel nacional, que los representan en virtud de acuerdos bilaterales. Esta gestión se refiere, por ejemplo, a las licencias de música en Internet, donde suelen existir restricciones territoriales y de uso comercial y para lo que normalmente es necesario negociar con las entidades nacionales de gestión de derechos de autor.

La propuesta de la Comisión Europea es liberalizar a nivel europeo este mercado de derechos y propone la creación de "licencias multiterritoriales y paneuropeas" y dejar que cada artista decida a qué sociedad de gestión de derechos acogerse, independientemente de su país de residencia. En primer lugar, con el informe aprobado este martes el Pleno denuncia que la Comisión proponga una "recomendación no obligatoria" y en su lugar reclama una directiva marco por procedimiento de codecisión, lo que requeriría también la aprobación por parte de la Eurocámara y no sólo de los Estados miembros. En cuanto al fondo, los eurodiputados estiman que la propuesta del Ejecutivo comunitario "corre el riesgo de obstaculizar los mercados locales y nacionales de la música". Proponen como alternativa "instaurar una competencia controlada para impulsar la modernización y la competitividad del mercado de la música en línea al mismo tiempo que se protege la diversidad cultural y la creatividad".

El Parlamento aboga por permitir únicamente la competencia justa y controlada, "sin restricciones territoriales pero con los necesarios y adecuados criterios cualitativos para la gestión colectiva de los derechos de autor". En su opinión, ésta es la forma de "garantizar la eficiencia y la coherencia del régimen de licencias".

Tal y como propone Bruselas el informe de la Eurocámara apuesta por que se expidan licencias paneuropeas, pero pide a la Comisión que "vele" para "asegurar la protección de los repertorios locales y de nicho reclamando a los gestores colectivos que ofrezcan al consumidor una gama diversificada de productos musicales".

En concreto, reclama que se pongan en marcha medidas para evitar que un sistema abierto a toda la UE y en el que los artistas puedan elegir a su gestor de derechos de autor suponga "reforzar la posición de los artistas más rentables en detrimento de los que producen menos". Quiere también "garantizar a todos los titulares de derechos que, independientemente de su nacionalidad, percibirán una parte equitativa de royalties".