Actualizado 08/12/2009 09:10 CET

UE.- Los Veintisiete siguen divididos sobre apoyar un Estado palestino con Jerusalén Este como capital

BRUSELAS, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los Veintisiete tratarán hoy de endurecer el lenguaje de sus declaraciones sobre el conflicto en Oriente Próximo y apoyar un proceso de paz para una solución basada en dos Estados que incluya a Jerusalén Este como capital del palestino. Las reticencias de varias delegaciones, sin embargo, han obligado a la presidencia de turno de la UE a "endulzar" el contenido del texto inicial, informaron fuentes diplomáticas.

La delegación sueca, que este mes concluye su presidencia rotatoria, pretende sacar adelante un texto de conclusiones "más contundente" de lo habitual en la diplomacia europea, en un intento por empujar a los palestinos de vuelta a la mesa de negociaciones con Israel. La propuesta inicial llama a las partes a retomar las conversaciones de manera "urgente" y a trabajar para una solución basada en dos Estados, con Jerusalén Este como capital del palestino.

El borrador de la propuesta que fue filtrado la pasada semana a los medios recalcaba que para alcanzar una paz verdadera "se debe encontrar una forma para resolver el estatus de Jerusalén como capital de dos Estados".

También advertía de que la UE "nunca reconoció la anexión de Jerusalén Este" e instaba a la "reapertura de instituciones palestinas" en la ciudad santa, "de conformidad con la 'hoja de ruta'", además de pedir a las autoridades israelíes que "cese la discriminación" a la población palestina en Jerusalén Este.

Sin embargo, fuentes diplomáticas europeas reconocieron que el contenido de la declaración trascendió "demasiado pronto, cuando quizá no estaba aún maduro", lo que está dificultando un acuerdo entre los 27.

El borrador ha sido utilizado por las dos partes del conflicto con el objetivo de presionar a la Unión Europea, y el Gobierno israelí ya dejó claro que si un texto así sale adelante "afectará a la capacidad de la UE para participar como mediador importante" en el proceso de paz.

Además, varios Estados miembros tradicionalmente más próximos a Israel, entre ellos Países Bajos, Alemania e Italia, han mostrado sus reticencias y dificultan el consenso, apuntaron fuentes diplomáticas. "No es la primera vez que hay conclusiones sobre Oriente Próximo, pero veremos el tono y la presentación de estas", indicaron fuentes de la presidencia sueca antes de la reunión de ministros.