Actualizado 15/06/2007 23:07 CET

UE.- Zapatero dice en Polonia que aunque es "optimista", el acuerdo será "muy difícil" y llama al "máximo esfuerzo"

Kazcynsky insiste en su postura y avisa de que es "inadecuado" plantear cesiones de Varsovia por otros beneficios

VARSOVIA, 15 Jun. (EUROPA PRESS, de la enviada especial, Carmen Sáez) -

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró hoy en Varsovia que hay que hacer "el máximo esfuerzo posible" en aras de lograr un acuerdo sobre el nuevo Tratado de la UE de cara al Consejo Europeo de la próxima semana. El mandatario español se pronunció así tras reunirse en la IV Cumbre Polaco Española con el primer ministro de Polonia, Jaroslaw Kazcynsky, país que ha avisado con ejercer su derecho al veto.

El Gobierno conservador del primer ministro Jaroslaw Kazcynski, que preside su hermano gemelo Lech, se opone a que el nuevo Tratado de la UE --se da por entendido que texto resultante no será en sí un acuerdo constitucional-- cambie el sistema de voto establecido en Niza por el de doble mayoría (de Estados y población).

Zapatero --que esta mañana se reunió en Berlín con la canciller Angela Merkel-- indicó en comparecencia conjunta con el primer ministro polaco que la cita del Consejo Europeo de la próxima semana es "importante para todos los Gobiernos de los 27" y que España desea y "va a hacer todo lo posible para que haya un acuerdo sobre un Tratado europeo". Aseguró que los dos países tienen una "voluntad común" de seguir haciendo que "Europa sirva para el progreso y el bienestar del conjunto de los ciudadanos europeos".

AUNQUE NO "IDEAL", EL "POSIBLE"

"Queremos un tratado que, aunque no sea el ideal en este momento histórico, permita avanzar, mejorar, que Europa funcione mejor, el tratado posible", afirmó el presidente español. Reconoció que hay una agenda pendiente de cuestiones para llegar a un gran acuerdo y, ante Kazcynski, enfatizó: "Hay que hacer el máximo esfuerzo posible".

Zapatero aseveró haber escuchado "con atención y sensibilidad" las posiciones de Polonia y recordó que ambos países han estado en muchas ocasiones del devenir de la construcción europea "en posiciones muy parecidas" en lo que representa la "estructura, la forma de gobierno y las reformas que la UE necesita".

"Vamos a trabajar juntos --remachó--. Tenemos que hacerlo los 27 y lo que esperan los europeos es que lleguemos a un acuerdo sobre el Tratado. Espero que podamos celebrarlo". No obstante, y al ser preguntado sobre si tras hablar con el primer ministro polaco era más o menos optimista sobre las posibilidades del acuerdo, Zapatero indicó que era "optimista". Aunque agregó: "Va a ser muy difícil, pero mi percepción es que hay voluntad mayoritaria, compartida, de llegar a un acuerdo en el Consejo Europeo". ·"Es un buen momento y Europa necesita ponerse en marcha sin más dilaciones", apostilló.

SIN "PERMUTAS"

De su lado, Jaroslaw Kazcynsky no hizo concesiones sobre las posiciones conocidas de su país. "Sobre la Constitución europea, hemos hablado de cómo están las cosas y creo que hemos logrado transmitir a los españoles la posición polaca, que ya es todo un logro".

Luego, se le interrogó sobre si a su país le interesaría una prórroga del sistema decisorio establecido en Niza y si en la negociación, más allá del devenir del Tratado, se están barajando otras compensaciones para Polonia, como mejoras de periodos transitorios o construcción de infraestructuras.

El primer ministro polaco aseveró que en el "foro oficial" de las negociaciones no se le había planteado esta cuestión. Así, señaló que para su Ejecutivo el tratado constitucional es "muy importante". "Ha de permanecer válido durante varios años definiendo la dinámica de Europa, la importancia de todos los miembros --apuntó--. Por eso el sistema de votación ha de contar con todo el mandato democrático necesario. Nuestra postura en este aspecto es seria y me parece inadecuado hablar de sistema de permutas, de ceder por otros beneficios". Kazcynski también recordó que su país presidirá la UE en 2011.

PARALELISMO EN "POLÍTICAS SOCIALES"

Además de la agenda europea, Zapatero abordó con su homólogo las relaciones bilaterales. El mandatario español indicó que éstas son positivas y que los dos países tienen un "tamaño parecido". También se felicitó de que las relaciones comerciales se hayan incrementado notablemente en 2006, en concreto un 38 por ciento.

En especial, la delegación española abordó el desarrollo de las infraestructuras y, según comentó el jefe del Ejecutivo español, los elementos de "progreso" de Polonia como consecuencia de la percepción de "importantes" fondos europeos. El presidente le ofreció la experiencia española así como la presencia de "grandes constructoras". "Polonia tiene un muy buen crecimiento económico --indicó--. Con los Fondos europeos aumentan las posibilidades y España quiere contribuir al desarrollo de este país amigo".

Jaroslaw Kazcynski, de su parte, mostró el "alto interés" de su ejecutivo de aprovechar "la experiencia española", sobre todo en lo que se refiere a Europa, y citó la gestión de "fondos comunitarios" y la construcción de infraestructuras.

También señaló que los dos países son "muy cercanos" y que, tras la reunión de las delegaciones, se podía concluir que ambos países tienen muchos paralelismos. Y mencionó en este aspecto, además de la materia de vivienda, las "políticas sociales". Se da la circunstancia de que el propio PSOE ha denunciado, a través del secretario de Movimientos Sociales y miembro de la dirección del partido, Pedro Zerolo, los intentos de modificación de la legislación educativa polaca para que se prohíba la mención de la homosexualidad en las aulas de este país.

INFRAESTRUCTURAS Y AVE

La IV Cumbre se cerró con una declaración conjunta sobre cooperación mutua en materia de transporte por la que ambos países firmaron un Memorandum de Entendimiento entre el Ministerio de Fomento español y el de Transportes de Polonia para cooperar en este sector. Esta cooperación comprenderá el "intercambio de información y experiencias" y el desarrollo de proyectos en materia de tecnología y construcción de las infraestructuras, especialmente en lo referido al transporte ferroviario.

En el Memorándum se especifica que el ámbito de cooperación son las estructuras de gestión en la ejecución de fondos europeos, la cooperación entre empresas públicas y privadas de ambos países, el intercambio de experiencias relativas a la modificación del marco legal para acelerar la ejecución de proyectos sobre infraestructuras de transporte y la formación de funcionarios y personal técnico en áreas como la "construcción de trenes de Alta Velocidad en Polonia". En este texto, se prevé un Comité de Alto Nivel entre ambos países.