Actualizado 24/03/2007 19:24 CET

Ulster.- Los unionistas rechazan la fecha límite para presentar sus ministros al Gobierno de Stormont

BELFAST, 24 Mar. (EP/AP) -

El líder del Partido Democrático Unionista (DUP), Ian Paisley, rechazó hoy sábado la fecha límite del lunes para la formación de un Gobierno regional para Irlanda del Norte con los católicos del Sinn Fein, según informaron fuentes británicas y del Partido Democrático del Ulster, en lo que podría significar la disolución de los acuerdos de Stormont, según el Gobierno británico.

"El pueblo del Ulster será persuadido, pero no forzado", se limitó a comentar el reverendo Paisley al término de la reunión celebrada hoy donde los más de cien oficiales del DUP votaron mayoritariamente contra la demanda británica de formar una administración de 12 miembros con plenos poderes con el próximo lunes como fecha límite.

En lugar de eso, los unionistas propusieron, al término del encuentro, aprobar una resolución de emergencia que retrasaría hasta el próximo mes de mayo el último plazo para la formación del Gobierno regional, a cambio de que Paisley se reúna con el líder del partido católico del Sinn Fein a principios de la semana que viene.

El propio Adams fue el primero en informar a Blair sobre "cierta incomodidad tanto en miembros del DUP como del Gobierno británico". A pesar de todo, el líder del Sinn Fein afirmó ayer que "el pueblo ha hablado, y quiere ver restauradas sus instituciones bajo un poder compartido", en declaraciones recogidas por la BBC.

Sin embargo, fuentes cercanas al primer ministro británico, Tony Blair, aseguran que Londres está comprometida a dar por rotos los acuerdos para la creación del Ejecutivo de Stormont si el DUP no confirmaba sus nombramientos ministeriales para el próximo lunes.

En las conversaciones mantenidas entre Paisley y Blair, el reverendo unionista reconoció que "se había progresado en muchos aspectos", pero había expresado anteriormente sus dudas ante la presentación de un paquete de medidas económicas del ministro de Economía, Gordon Brown, que no respondían a las necesidades económicas del Ulster.