Publicado 06/01/2020 22:56CET

Los últimos combates en Trípoli provocan el cierre de 210 escuelas y dejan a 115.000 niños sin educación, según UNICEF

Milicianos que apoyan al Gobierno libio frente a las fuerzas de Haftar
Milicianos que apoyan al Gobierno libio frente a las fuerzas de Haftar - Amru Salahuddien/dpa - Archivo

MADRID, 6 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha alertado este lunes de que la reciente escalada de violencia en Trípoli, la capital libia, ha dejado 210 escuelas cerradas y ha provocado que más de 115.000 niños no tengan acceso a la educación.

En un comunicado, la agencia de la ONU ha denunciado que el pasado 3 de enero cuatro escuelas fueron atacadas en la localidad de Souq al Juma, al este de Trípoli, lo que ha provocado graves daños y ha afectado a casi 3.000 estudiantes.

A dicha zona se suman las localidades de Ain Zara y Abu Salim, donde los ataques a instalaciones educativas y la creciente inseguridad ponen en peligro la vida de los niños que tratan de ir al colegio a diario.

"Ningún padre debería tener que elegir entre la educación de sus hijos o su seguridad. En lugar de ser espacios seguros para aprender y crecer, las escuelas en Trípoli se han convertido en lugares de miedo", advierte UNICEF, que señala que aquellos niños que no acuden a la escuela corren un mayor riesgo de violencia y reclutamiento para la lucha armada.

Según el texto, los ataques a instalaciones educativas son una grave violación de los derechos de los niños, el Derecho Internacional humanitario y los Derechos Humanos.

UNICEF ha hecho así un llamamiento a las partes en el conflicto en Libia para proteger a los niños en todo momento, detener los ataques contra las escuelas y abstenerse de la violencia, incluidos los ataques indiscriminados contra civiles y la infraestructura civil.

El conflicto ha entrado definitivamente en una fase de internacionalización durante las últimas semanas. Mientras Trípoli firmaba un acuerdo de seguridad con Turquía para recibir apoyo militar, el mariscal de campo Jalifa Haftar habría recibido la ayuda de mercenarios rusos que se suman al apoyo de Egipto y de Emiratos Árabes Unidos (EAU).

Para leer más