UNICEF denuncia un aumento "notable" de las violaciones de los derechos de los niños en Malí en lo que va de 2019

Publicado 13/08/2019 0:11:56CET
448889.1.644.368.20190813001156
Vídeo de la noticia

Señala que 150 niños han muerto en el primer semestre y que más de 377.000 necesitan protección y ayuda

MADRID, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

El número de violaciones de los derechos de los niños en Malí, y especialmente los asesinatos y mutilaciones ha aumentado "notablemente" en lo que va de año, según ha denunciado este martes el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Según los datos que baraja la ONU, más de 150 niños fueron asesinados y 75 resultaron heridos en ataques ejecutados en el primer semestre del año, mientras que el número de niños reclutados por grupos armados se duplicaron respecto al mismo periodo de 2018. Asimismo, más de 900 escuelas permanecen cerradas a causa de la inseguridad.

"A medida que la violencia se extiende, los niños sufren más riesgo de muerte, mutilación y reclutamiento por grupos armados", ha señalado la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore.

"No debemos aceptar el sufrimiento de los niños como algo normal. Todas las partes deben detener los ataques contra los niños y tomar las medidas que sean necesarias para mantenerles fuera de peligro, de acuerdo al Derecho Humanitario y los Derechos Humanos", ha agregado.

En este sentido, Fore ha apuntado que "los niños tienen que poder ir a la escuela y jugar con sus amigos, no vivir preocupados por posibles ataques o porque se les obligue a luchar".

La situación ha empeorado especialmente en la región de Mopti, situada en el centro del país, donde la violencia intercomunitaria y los ataques por parte de grupos armados han derivado en la muerte, mutilación, desplazamiento de niños y separación de familias, así como a la exposición de menores a casos de violencia sexual y el trauma psicológico.

UNICEF ha señalado que los cálculos apuntan a que hay más de 377.000 niños que necesitan protección y ayuda y ha subrayado que el organismo ha estado trabajando con las autoridades y sus socios locales en este sentido.

De esta forma, está facilitando asistencia médica y ayuda psicosocial a los niños afectados por los conflictos y apoyando la liberación y reintegración de los niños soldado, así como participando en los proceso de reunificación familiar. En 2019, UNICEF tiene como objetivo dar apoyo psicosocial a más de 92.000 niños afectados por conflictos, según el propio organismo.

"Los niños más vulnerables en Malí tienen necesidades tremendas", ha manifestado Lucia Elmi, representante de UNICEF en el país. "UNICEF, junto con sus aliados en materia de protección, necesita más apoyo para poder facilitar los servicios y cuidados a los niños que más lo necesitan", ha añadido.

Por último, UNICEF ha dicho que "la crisis en Malí sigue siendo una de las más olvidadas en el mundo" y ha resaltado que entre 2016 y 2018 sólo ha recibido el 26 por ciento de los fondos necesarios para los programas de protección en emergencias.

El organismo ha apuntado que en 2019 necesita cuatro millones de dólares (unos 3,5 millones de euros) para cubrir las necesidades de protección de las mujeres y los niños.

Contador

Para leer más