UNICEF denuncia que más de tres millones de niños nepalíes necesitan ayuda

Publicado 30/04/2015 19:27:02CET
Niño de 15 años rescatado de los escombros en Nepal
REUTERS

MADRID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 1,7 millones de niños nepalíes necesitan asistencia urgente, tras quedar atrapados en las zonas más golpeadas por el terremoto, mientras que los que necesitan apoyo psicológico o sanitario ascienden a más de tres millones, ha denunciado el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Sin la posibilidad de regresar a sus hogares o con el miedo a ello, miles de personas soportan su quinto día a la intemperie, bajo lluvias torrenciales, o en campamentos improvisados. La Agencia de la ONU ha alertado de la necesidad de que los suministros vitales lleguen a las zonas más remotas. Tiendas de campañas, kits de higiene o pastillas para potabilizar el agua son inmensamente necesarias.

"La vida de los niños en Nepal se ha vuelto del revés", ha denunciado el jefe de logística de la división de suministros de UNICEF en Copenhague, Raju Shreshta. "Miles han muerto y las casas están destruidas. Mi familia y amigos en Nepal también están atrapados en este desastre", ha agregado.

Además, en las zonas más afectadas, el 80 por ciento de las infraestructuras, que incluyen hospitales y colegios, han quedado parcial o completamente dañadas. Por ello se están improvisando hospitales de campaña en medio de las calles. "Faltan suministros médicos y camas en los hospitales. UNICEF ha enviado tiendas de campaña a Nepal para ser usadas como clínicas y como refugio para los niños que lo necesitan urgentemente", ha detallado.

Después de que el terremoto de 7,9 en la escala de Ritcher devastara muchas zonas de Nepal, una de las principales urgencias es asegurar el acceso al agua potable. UNICEF ha estimado en 50,3 millones de dólares (45,6 millones de euros) la cantidad de dinero necesaria para frenar el creciente riesgo de enfermedades que están surgiendo a raíz de la falta de agua y los cadáveres acumulados. En Bhaktapur, por ejemplo, solo una de cada cinco personas tiene acceso a agua potable.

En este contexto, la organización ha enfatizado la necesidad de unir fuerzas con el Gobierno nepalí para que la ayuda humanitaria sea enviada y distribuida lo más rápido posible. Sin embargo, las capacidades tan limitadas de los aeropuertos están agravando los problemas logísticos. Tal es el caso del aeropuerto de Katmandú, congestionado por su capacidad limitada de almacenamiento.

Para leer más