UNICEF envía 1,5 toneladas de suministros para los afectados por el paso del huracán 'Dorian' en Bahamas

Actualizado 08/09/2019 22:29:37 CET
Descarga de ayuda humanitaria en Freeport, Bahamas, tras el paso del huracán 'Dorian'
Descarga de ayuda humanitaria en Freeport, Bahamas, tras el paso del huracán 'Dorian' - Joe Burbank/TNS via ZUMA Wire/dp / DPA

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha enviado cerca de 1,5 toneladas de suministros para los afectados por el paso del huracán 'Dorian' por el archipiélago de las Bahamas, un cargamento que permitirá suministrar agua potable a más de 9.500 niños y familias.

Los suministros están ya en Nassau, adonde han llegado en avión gracias al transporte de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. Incluyen más de 400.000 tabletas de purificación de agua, varios tanques de 5.000 litros para dar servicio a al menos 2.000 personas y 1.000 bidones. Los suministros llegarán a las comunidades afectadas en los próximos días.

Aproximadamente 18.000 niños en las áreas de Ábaco y Gran Bahama han estado expuestos al impacto del huracán 'Dorian', y muchos necesitan urgentemente asistencia humanitaria, destaca UNICEF. Estas estimaciones se basan en cifras iniciales de la Agencia para el Gestión de Emergencias y Desastres en el Caribe (CEDMA, por sus siglas en inglés).

UNICEF pudo acceder el viernes pasado a Ábaco el área más afectada por el huracán. El equipo de evaluación fue testigo de "una devastación y destrucción generalizadas". En Marsh Harbour y sus alrededores, hay escuelas y hospitales arrasados, las casas y caminos se han derrumbado y se encuentran coches y barcas colgados en las copas de los árboles, señala UNICEF.

"Los niños y familias supervivientes del huracán han perdido sus hogares, sus medios de vida, sus familiares y apenas tienen acceso a agua y alimentos", ha explicado Yusuf Abdel Yelil, subdirector regional de UNICEF para América Latina y el Caribe.

"Es necesario que reciban asistencia humanitaria en la mayor brevedad. Casi cinco días después del huracán, el agua potable y segura es ahora el elemento más urgente y valioso para salvar vidas, especialmente para madres y niños", ha añadido.

El reconocimiento aéreo y las evaluaciones preliminares indican que las inundaciones pueden haber comprometido los sistemas de agua y saneamiento en Ábaco y algunas áreas de Gran Bahama. La falta de agua segura y saneamiento adecuado pone a los niños y a las familias en riesgo de contraer enfermedades que se transmiten por este medio.

"Todavía se está evaluando sobre el terreno la magnitud total de la destrucción, pero las evaluaciones iniciales indican que, en algunas partes de Ábaco, las carreteras, los puertos y otras instalaciones de transporte han quedado parcial o totalmente destruidas. La infraestructura dañada hace que la entrega de ayuda humanitaria sea extremadamente problemática. Es probable que las familias más vulnerables, especialmente los niños, sean las más difíciles de alcanzar", ha explicado Abdel Yelil.

A raíz del huracán 'Dorian', un equipo de UNICEF se desplegó rápidamente en las Bahamas. El 7 de septiembre se llevó a cabo una misión conjunta de evaluación rápida de Naciones Unidas en la zona más afectada por el huracán: Ábaco y Marsh Harbour, para evaluar el acceso a servicios críticos como salud, educación y refugios.

UNICEF está trabajando con el Gobierno para comenzar la distribución de suministros que salvan vidas a las familias lo más rápido posible, en colaboración con agencias de Naciones Unidas y otros aliados humanitarios como la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

Además, UNICEF subraya que es necesario recaudar urgentemente 4 millones de dólares (3'9 millones de euros) para ampliar su respuesta humanitaria y atender las necesidades más inmediatas de los niños y las familias en todo Bahamas: acceso a agua potable y saneamiento, nutrición, apoyo psicosocial y actividades de educación no formal.

LLAMAMIENTO DE 3,5 MILLONES

Mientras la Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha lanzado a los donantes un llamamiento por un monto inicial de 3,5 millones de dólares para cubrir la atención médica a corto plazo y otras necesidades de la población de Bahamas afectada por el huracán 'Dorian'.

"Nuestras preocupaciones prioritarias son restablecer el acceso a servicios de salud esenciales y la prestación continua de atención médica, garantizar la calidad del agua en las comunidades afectadas y en los centros de salud, y restaurar la higiene y el saneamiento adecuados", ha explicado el director de Emergencias en Salud de la OPS, Ciro Ugarte.

El doctor Ugarte ha subrayado que el manejo de los desechos y el control de los vectores que causan enfermedades, como los mosquitos, es clave, junto con el fortalecimiento de la vigilancia epidemiológica para la detección temprana y el manejo oportuno de brotes de enfermedades.

Los 3,5 millones de dólares solicitados por la OPS son una estimación preliminar para cubrir las necesidades de atención médica, agua y saneamiento, vigilancia epidemiológica y control de vectores a corto plazo en las islas más afectadas por el huracán durante los próximos seis meses, dijo Ugarte.

El llamamiento incluye 1,3 millones de dólares para restaurar la prestación de atención médica en las áreas afectadas, 500.000 dólares para vigilancia con el fin de detectar y manejar brotes de enfermedades, 800.000 dólares para acceso seguro al agua, saneamiento de emergencia y control de vectores de enfermedades, y 671.000 dólares para gestión de información y coordinación de la asistencia humanitaria y para abordar las necesidades más urgentes.

VERTIDO DE PETRÓLEO

Por otra parte, la petrolera noruega Equinor ha anunciado que limpiará el vertido detectado esta semana en sus instalaciones de almacenamiento de South Riding Point en Bahamas. Equinor suspendió sus operaciones allí el 31 de agosto y evacuó al personal.

"Según la última evaluación visual no hay indicios de un vertido continuo de los tanques de petróleo de la termina en el mar o las playas", ha explicado Equinor en un comunicado. "Hay más exámenes en marcha para evaluar el impacto del vertido", ha añadido.

La petrolera ha destacado que la situación es "compleja", ya que hay daños que dificultan los avances en la respuesta y no permiten conocer exactamente el alcance del vertido.

Contador

Para leer más