La Universidad Politécnica de Hong Kong completa la inspección del recinto sin encontrar estudiantes

Publicado 27/11/2019 10:17:54CET
Policías desplegados en la Universidad Politécnica de Hong Kong
Policías desplegados en la Universidad Politécnica de Hong Kong - REUTERS / MARKO DJURICA

HONG KONG, 27 Nov. (Reuters/EP) -

Un equipo de personas seleccionadas por la Universidad Politécnica de Hong Kong ha completado una primera inspección de todo el campus universitario sin encontrar en su interior a ningún estudiante, tras cerca de dos semanas de encierro ante el asedio de un fuerte despliegue policial.

La Policía sigue desplegada en el perímetro en torno al campus universitario mientras el equipo elegido por el centro universitario se dispone a realizar una inspección de las instalaciones por segundo día consecutivo en busca de estudiantes que puedan seguir escondidos en el recinto.

La vicepresidenta ejecutiva de la Universidad Politécnica de Hong Kong, Miranda Lou, ha asegurado que, hasta el momento, no se ha encontrado a ningún estudiante dentro del campus universitario. "Confiamos en que podamos reabrir el centro para empezar los trabajos de rehabilitación y reducir el impacto en nuestros estudiantes y nuestros proyectos de investigación", ha indicado Lou.

El campus universitario situado en la península de Kowloon se ha convertido en una zona de enfrentamientos con las fuerzas de seguridad desde que los manifestantes decidieron atrincherarse en el recinto académico tras los choques con agentes antidisturbios de la Policía. La semana pasada, la Policía detuvo a unas 1.100 personas en el entorno del centro universitario, algunas de ellas cuando intentaban escapar del cerco policial.

La Universidad Politécnica es el último de los cinco recintos universitarios ocupados por manifestantes en un intento por bloquear la ciudad de Hong Kong, impidiendo el paso por el túnel portuario que une Kowloon con la isla de Hong Kong y con otras zonas.

Tras las elecciones locales del fin de semana, en las que se impusieron los candidatos defensores de la democracia, las autoridades chinas han subrayado la necesidad de "detener la violencia y restablecer el orden" en Hong Kong.

Reuters ha informado de que los líderes de China han creado un centro de gestión de crisis en Shenzhen, junto a la frontera con Hong Kong, para afrontar la gestión de las manifestaciones, las mayores movilizaciones públicas contra el dominio chino desde que el actual mandatario del país, Xi Jinping, se hizo con el poder.

Contador

Para leer más