Actualizado 24/02/2021 23:55 CET

Venezuela expulsa a la embajadora de la UE tras la última ronda de sanciones

Jorge Arreaza recibe a la embajadora de la UE, Isabel Brilhante Pedrosa
Jorge Arreaza recibe a la embajadora de la UE, Isabel Brilhante Pedrosa - TWITTER/CANCILLERIAVE

Venezuela también ha entregado una carta de protesta a España y otros tres países

Maduro pide a la UE que rectifique con las sanciones o "nunca más" habrá "tratos" ni "ningún tipo de diálogo"

Guaidó condena la medida y afirma que "no representa el verdadero sentir del pueblo venezolano"

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Venezuela ha declarado persona 'non grata' a la embajadora de la Unión Europea en Caracas, Isabel Brilhante Pedrosa, a la que ha dado 72 horas para abandonar el país sudamericano tras la controversia generada por la última batería de sanciones contra dirigentes chavistas.

Asimismo, el ministro de Asuntos Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, ha entregado una carta de protesta acompañada de la constitución venezolana a los representantes diplomáticos de Francia, España, Alemania y Países Bajos.

Arreaza también ha trasladado personalmente a Brilhante la orden de expulsión, que según la Cancillería deriva de "instrucciones" del presidente, Nicolás Maduro. El Ministerio ha difundido en redes sociales imágenes del momento en que Arreaza le entrega la orden de expulsión a Brilhante y el resto de representantes diplomáticos.

El jefe de la diplomacia venezolana ha alegado que las circunstancias "no dejan opción", ya que considera que las medidas de presión impulsadas desde la UE violan la Constitución y, en particular, su artículo uno, según el cual el país "es irrevocablemente libre e independiente".

En este sentido, ha añadido que Caracas ha declarado persona 'non grata' a la embajadora "porque las circunstancias así lo exigen", porque con las de este lunes ya van más de medio centenar de decisiones relativas a "eso que llaman sanciones", "como si tuviesen ellos alguna autoridad moral, que no la tienen, ni tampoco legal, para imponer castigo alguno a ciudadanos de otro país".

En una rueda de prensa posterior, Arreaza ha asegurado que espera una "Europa que cumpla un rol constructivo no solo para Venezuela", sino "para América Latina y para el mundo" y ha subrayado que los países que han recibido la carta de protesta "actuaron con mayor mala intención para fomentar nuevos ataques contra Venezuela".

El titular de las Relaciones Exteriores venezolanas ha deseado a los representantes diplomáticos "que reflexionen" o se "vería obligado" a seguir "defendiendo" su pueblo y su independencia y ha comparado las sanciones con "bombas atómicas".

Por su parte, posteriormente el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha lamentado en un comparecencia para la televisión pública la decisión de la UE de imponer sanciones, después de que "ya se habían dado pasos importantes con un país de Europa para restablecer el diálogo".

"Nosotros estábamos buscando el diálogo y ya se habían dado pasos importantes con un país de Europa para restablecer el diálogo con todos los sectores de la oposición y el chavismo", ha señalado Maduro.

Sin embargo, ha recalcado que en caso de que Bruselas no dé marcha atrás, no habrá "nunca más ningún trato, de ningún tipo, ningún tipo de diálogo" entre la Unión Europea y Venezuela.

REACCIÓN DE GUAIDÓ

Por su parte, desde la oposición, Juan Guaidó, ha reaccionado a la decisión de Caracas a través de un comunicado en el que condena "firmemente" la decisión del Gobierno de Venezuela de declarar 'persona non grata' a la embajadora Brilhante, así como "las amenazas bajo las cartas de protestas a diplomáticos de Francia, Alemania, España y Países Bajos".

"Este acto injustificable no representa el verdadero sentir del pueblo venezolano, ya que Maduro no es la autoridad legítima para tomar tal decisión", ha insistido Guaidó, para quien "estas sanciones no perjudican al pueblo de Venezuela" y sí a aquellos que "violan los Derechos Humanos fundamentales".

Guaidó afirma que la sanciones "son selectivas, mesuradas y están diseñadas para imponer presión a quienes están bloqueando unas elecciones libres y justas y utilizando los recursos de Venezuela para su propio beneficio".

Las palabras de Guaidó contrastan con las expresadas por Julio Borges horas antes. Su encargado de las Relaciones Exteriores afirmó que la expulsión de Brilhante y "el cierre de las oficinas de la UE provocaría la suspensión inmediata de ayuda humanitaria, lo cual afectaría a cientos de venezolanos".

"El Consejo de la Unión Europea ha hablado. Los Estados miembros están unidos en una sola voz contra el régimen autoritario de Nicolás Maduro", ha aseverado Guaidó, quien agradece a Brilhante "su amistad y excelente trabajo en beneficio del pueblo venezolano"

"A la Unión Europea le pido una posición más fuerte a favor de la democracia y contra el régimen, incluyendo a través de medidas más restrictivas contra los criminales de lesa humanidad", ha remarcado.

El Consejo de la UE aprobó el lunes castigos contra 19 altos funcionarios, jueces, políticos y militares venezolanos, en una decisión que pretende aumentar la presión sobre Maduro y que a ojos de Caracas es "anacrónica, intervencionista e injerencista". La Asamblea Nacional surgida de las elecciones de diciembre, dominada por el chavismo, ya había emplazado el martes al Gobierno a expulsar a la embajadora europea como represalia.

Para leer más